Manifestantes tailandeses reanudan protestas en Bangkok

Los manifestantes antigubernamentales reanudaron hoy sus protestas en las calles de Bangkok, capital de Tailandia, un día después de que un ataque con explosivos contra el movimiento opositor dejó un muerto y 34 heridos.

La oposición al gobierno de la primera ministra Yingluck Shinawatra desafió este sábado los cordones de seguridad y un grupo de manifestantes protagonizó un acto a las afueras de un recinto policial.

El líder opositor Suthep Thaugsuban culpó al gobierno del ataque y dijo que el incidente no mellará la moral de miles de personas que cumplen su sexto día del bloqueo en Bangkok.

El incidente, que se produce justo dos semanas antes de una elección general, aumenta el riesgo de un movimiento por el ejército para poner fin a un impasse que está comenzando a dañar la economía.

El jefe militar tailandés, Prayuth Chan-ocha, dará un discurso este sábado para conmemorar el Día del Ejército, en lo que se supone podría ser un escenario para dar a conocer la posición de la jerarquía castrense en el conflicto.

El Centro Médico Erawan, que supervisa los hospitales de Bangkok, reportó este sábado que uno de los heridos por la explosión de una granada lanzada contra los manifestantes, murió de una hemorragia durante la noche.

Se trata del más alarmante acto de violencia desde que el opositor Comité de Reforma Democrática Popular inició su campaña de paralizar Bangkok, para forzar la renuncia de la primera ministra.

Suthep dijo a los manifestantes que planeaba llevar una marcha a través de la misma área en recuerdo del hombre que murió.

El gobierno por su parte rechazó la acusación de Suthep que responsabiliza al régimen del ataque contra el movimiento que exige la salida de Yingluck, y la instalación de un gobierno interino independiente antes de realizar las elecciones que boicoteará.

Las manifestaciones son las más grandes desde que los manifestantes que apoyan a Thaksin Shinawatra paralizaron Bangkok en abril y mayo de 2010. Movimiento que terminó con una ofensiva militar que dejó más de 90 personas muertas.

Thaksin, considerado el hombre fuerte en Tailandia, que es apoyado por el amplio sector rural del país asiático, fue derrocado en un golpe de Estado en 2006, y ahora se encuentra en el exilio, acusado de corrupción.