Reciben mandos policiales de BC conferencia contra la tortura

La Comisión de Seguridad Pública de la XX Legislatura de Baja California auspició una conferencia dirigida a los mandos policiales, dentro del marco de la Campaña Nacional para Prevenir y Sancionar la Tortura.

La conferencia fue encabezada por el presidente de esa comisión, Marco Antonio Vizcarra Calderón, e impartida por Ernesto López Portillo Vargas, director ejecutivo del Instituto Nacional para la Seguridad y la Democracia (Inside).

A la conferencia acudieron el subprocurador de Justicia para la Investigación de la Delincuencia Organizada del estado, Abel Galván Gallardo; el director de Seguridad Pública Municipal, Marco Antonio Carrillo, y elementos de la Policía Municipal de Mexicali.

El conferencista hizo una exposición de los convenios que ha suscrito México con organismos internacionales para erradicar la tortura.

En el acto estuvo también presente el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local, Jesús Antonio Martínez Castro.

En su exposición, Martínez Castro calificó la tortura como "la más vil y aborrecible de las formas que utilizan algunos policías para fabricar culpables, cuando son incapaces de investigar".

Subrayó que por esa razón la Organización de Naciones Unidas (ONU) y todos los organismos internacionales prohíben la tortura como forma de obtener declaraciones.

El expositor, Ernesto López Portillo Vargas, sentenció que "la tortura es una desviación propia de mentes retorcidas".

Les advirtió a los uniformados que "cuando un policía cumple con su deber nadie se da cuenta, pero cuando actúa mal, un solo policía es capaz de destruir la imagen de mil".

Explicó que Inside es un organismo que se ha dedicado a recorrer el país con la campaña para erradicar la tortura, pero al mismo tiempo presentar una serie de propuestas ante el Congreso de la Unión.

La principal, dijo, es sensibilizar a los jefes de los cuerpos policiales para que reconozcan si existe esta conducta entre sus elementos y de ser así, poner remedio, y señaló que "una policía puede ser eficaz y al mismo tiempo ilegítima".