Estiman aumento en sueldos y precios estables en agricultura en UE

La Comisión Europea (CE) estimó hoy que los salarios en el sector agrícola de la Unión Europea (UE) aumentarán 1.8 por ciento al año de aquí a 2023, mientras que los precios de los productos se mantendrán estables.

De acuerdo con su análisis a medio plazo, publicado este martes aquí, el Ejecutivo europeo atribuye el incremento de los sueldos por unidad laboral (para cada trabajador a tiempo completo) a una reducción en el número de trabajadores agrícolas.

Ello "más que compensará" la disminución esperada en la renta real del sector, explicó la CE.

En cuanto a la estabilidad de los precios, se deberá al aumento de la demanda de alimentos a nivel mundial y a la mejora de la situación económica en la mancomunidad.

"Las proyecciones de recuperación económica deberán dejar a los consumidores con más renta disponible, permitiendo un mayor consumo de carne", ejemplificó el estudio.

La CE confía en que el consumo de carne entre los europeos, que alcanzó en 2013 su nivel más bajo de los últimos 11 años, de 64.7 kilos por persona, empiece a recuperar en 2014 y llegue a 2023 a 66.1 kilos por persona, un volumen similar al de 2011.

No obstante, la producción de carne de ternera deberá caer 7.0 por ciento de aquí a 2023 en comparación con los niveles de 2010-2012, hasta un total de 7.6 millones de toneladas.

Al contrario, la producción de carne de pollo aumentará 0.8 por ciento al año y alcanzará 13.6 millones de toneladas en 2023, mientras que la de carne de cerdo crecerá un total de 2.8 por ciento en los próximos 10 años, hasta situarse en 23.4 millones de toneladas.

Los precios de los cereales deberán permanecer en su máximo histórico gracias a un crecimiento moderado de la producción, que alcanzará 316 millones de toneladas de aquí a 2023, combinado con un aumento en la demanda doméstica por esos productos debido a su creciente uso en la producción de etanol.

La CE estima que el cultivo de maíz pasará a responder por 18 por ciento de la producción total de cereales en la UE en los próximos 10 años y la de trigo por 41 por ciento.

Por su parte, la producción del sector lácteo podrá aumentar de 140 millones a 150 millones de toneladas entre 2013 y 2023, gracias a una fuerte demanda tanto a nivel mundial como doméstico.

Ello resultará en una ligera baja de precios durante los próximos tres años, aunque éstos deberán recuperarse a partir de 2016.