Repudian hermanos a secuestrador de tres mujeres en EUA

Los hermanos de Ariel Castro, acusado de secuestrar a tres jóvenes en Cleveland, Ohio, lo calificaron como "un monstruo" y señalaron que esperan "se pudra" en la cárcel.

"Es un monstruo, espero que se pudra en la cárcel, no quiero que tomen su vida así nada más, quiero que sufra en la cárcel hasta lo último", señaló Onil Castro de 50 años en entrevista con la cadena CNN.

Pedro Castro indicó por su parte, tener los mismos sentimientos hacia su hermano Ariel, responsable de secuestrar y violar durante casi una década a las jóvenes Amanda Berry, Michelle Knight y Georgina de Jesús.

"No tengo nada que ver con esto y no sé cómo mi hermano se salió con la suya durante tantos años", remarcó Pedro de 54 años.

Los dos hermanos de origen puertorriqueño fueron arrestados, en principio, como sospechosos de actuar en complicidad con Ariel de 53 años, un ex conductor de autobús escolar e integrante de una banda de música latina.

Onil y Pedro fueron dejados en libertad el jueves pasado luego que las autoridades determinaran que no estaban implicados en el caso.

Apuntaron que "querían que el mundo supiera" que no tenían conocimiento de que Ariel mantuvo cautivas a las mujeres en su casa.

Ariel Castro permanece en prisión acusado de secuestro y violación, cargos por los que se le impuso una fianza de ocho millones de dólares.

Pruebas de ADN comprobaron que Castro es el padre de Jocelyn, una niña de seis años que tuvo con Amanda Berry, secuestrada un día antes de cumplir 17 años.

Knight secuestrada en 2002 y quien ahora tiene 32 años, en su declaración a las autoridades indicó que Castro la embarazó al menos en cinco ocasiones y le hizo abortar golpeándole el vientre y privandola de alimentos hasta por dos semanas.

En tanto, De Jesús, la "mejor" amiga de una hija de Ariel Castro, fue secuestrada en 2004 cuando tenía 14 años.

Pedro indicó que cuando visitaba a su hermano nunca se le permitió ir más allá de la cocina y cuando comían juntos lo hacían en la escalinata frontal de la casa, que otra áreas de la misma estaban aislada por cortinas y su hermano decía que era con el propósito de ahorrar energía.

Agregó que su hermano mantenía siempre prendidos el radio o la televisión por lo que nunca escuchó algo que pudiera indicar la presencia de alguien más en la casa.

Señaló que encontró en dos ocasiones a su hermano Ariel con una niña en restaurantes de comida rápida y éste le indicó que se trataba de la hija de su novia con otro hombre.

Onil dijo que fue arrestado con Ariel mientras éste conducía luego de cenar con la madre de ambos, en tanto Pedro dormía en su casa cuando lo aprehendieron las autoridades.

"Tal vez quería ser atrapado, tal vez se le acabó el tiempo (...) pero si así lo quería, no debería haber ido a la casa de mi mamá, recogerme y llevarme en su carro, si el sabía qué es lo que iba a pasar", remarcó.

Los hermanos también dijeron que Ariel conocía Felix de Jesús, padre de Georgina, secuestrada a los 14 años.

"No sabiendo que este monstruo tenía a esa joven en su casa", yo le preguntaba a su padre si tenía noticias de su hija perdida, señaló Onil y recordó que Ariel asistió a una vigilia organizada por la desaparición de la adolescente y el secuestrador abrazó a la madre.