Cerrar puertas a malos aficionados sería sanción ideal, opina Manzo

Los integrantes de la barra La Sangre Azul recibirán un "severo castigo" del Cruz Azul, mismo que no fue anunciado aún, pero que a consideración del Director Deportivo del club, Agustín Manzo, impedirles la entrada al Azul sería lo ideal.

La invasión de cancha que realizaron unos 200 integrantes del citado grupo de animación de la Máquina, al final del partido de "vuelta" de cuartos de final del Apertura 2013 ante Toluca, generó la sanción de una fecha de veto al inmueble, que obligará a los celestes iniciar el Clausura 2014, sin el apoyo de sus seguidores en la fecha Dos, ante Santos Laguna el 11 de enero.

"Sería lo ideal, que la gente que genere problemas dejarla fuera del estadio, la que le guste el futbol, la que vaya a ver el espectáculo, esa es la que queremos todos los equipos ¿no?", dijo sobre si la expulsión de esos elementos de los grupos de animación o negarles la entrada a los estadios, sería el castigo ejemplar que se requiere.

Sin decir en qué consistirá el castigo que se aplicará a quienes invadieron la cancha, el directivo se limitó a señalar que "tiene que ser un castigo severo, la verdad que necesitamos que nuestra gente y la gente del futbol, hay familias, hay niños, tiene que haber seguridad para todos".

Tras varios incidentes protagonizados por integrantes de estos grupos de animación pertenecientes a otros clubes del balompié mexicano, así como el que se dio entre los celestes y del Querétaro, en el estadio 10 de Diciembre, cuando Cruz Azul decidió jugar en ese inmueble el 31 de agosto pasado por la fecha ocho del Apertura 2013.

"Yo creo que no, no se corre riesgos porque si trabajamos bien, tanto el grupo de policía como la gente del estadio (Azul), si se maneja perfectamente, ninguna precaución será problema. Hay que ser muy precavidos, trabajar lo mejor posible para que los espectáculos que podamos poner sean de alegría, de ver a su equipo correr, luchar y que eso los mantenga contentos".

"El grupo de animación que va al estadio nuestro no ha tenido un mal comportamiento, salvo el último encuentro de la temporada pasada cuando se metió la gente.

"Pero siempre han sido gente que se comporta bien, que anima, los cánticos que hacen son bastante agradables, quiere ver a su equipo ganar y a veces esa frustración puede que el comportamiento no sea el adecuado".

Con decisiones entre los clubes, la Federación Mexicana de Futbol y las autoridades pueden evitarse más incidentes, estimó.

"No sé qué afección puedan tener algún equipo con las barras. Sí, en algún momento o en otros equipos son más duros o exigentes, pero al final de cuentas eso tenemos que poner orden, tanto el equipo como la Federación y trabajar juntos para que esto sea un grupo de animación, no de vandalismo".

Manzo confirmó que a petición del estratega Luis Fernando Tena, el partido de la jornada Dos del Clausura 2014 ante Santos Laguna del próximo 11 de enero, se disputará a puerta cerrada en el estadio Azul, aunque existía la posibilidad de que se realice en el Corregidora, con la posibilidad de que acudiera su afición.