Logró Bélgica un histórico cuarto sitio en México 1986

La selección de Bélgica es uno de esos equipos discretos y hay que remitirse a los libros de estadísticas para creer su historia y cómo pudieron hace poco menos de 30 años llegar a un cuarto lugar en una Copa del Mundo, en México 1986.

Con 11 participaciones en mundiales, desde la primera en Uruguay 1930, los "Diablos rojos" también jugaron en Italia 1934 y Uruguay 1938, pero en todas quedaron fuera en primera ronda; se perdieron la de Brasil 1950 y volvieron en Suiza 1954, con el mismo resultado.

Fallaron en las tres siguientes y calificaron a México 1970, pero las cosas no cambiaron, pues su actuación se limitó a primera ronda; se ausentaron de Alemania 1974 y Argentina 1978, y para España 1982 lograron superar la primera fase, pero eliminados en segunda.

Con esa muestra de que su juego había evolucionado, para México 1986 protagonizarían la página más gloriosa de su historia, a pesar de que iniciaron con un tropiezo ante el anfitrión, 2-1 en el estadio Azteca el 3 de junio de ese año.

Derrotó 2-1 a Irak e igualó 2-2 con Paraguay para calificar como uno de los mejores terceros lugares a octavos de final, donde superó 4-3 a la Unión Soviética en tiempo extra y 5-4 en penales a España para acceder a semifinales, donde perdieron 2-0 ante Argentina, a la postre campeón.

El equipo fue reconocido como toda una revelación e incluso su arquero Jean-Marie Pfaff fue elegido como el mejor del mundial, distinción que repetiría Bélgica en Estados Unidos 1994 cuando Michael Preudhomme los llevó hasta octavos de final.

Después de México 1986, Bélgica no volvió a tener otra participación tan destacada , pues en Italia 1990 y Estados Unidos se quedaría en octavos, en Francia 1998 no superó la primera ronda y en Corea del Sur-Japón 2002 se quedó en octavos.

Luego de ausentarse en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, volverá a una justa del orbe en Brasil 2014, donde tratarán de repetir la exitosa actuación que tuvieron hace casi 30 años, aunque luce muy complicado.