Transfiere EUA a tres detenidos en Guantánamo a Eslovaquia

Tres chinos de la etnia uygur detenidos en la base militar estadunidense en Guantánamo, en el extremo oriental de Cuba, fueron transferidos hoy a Eslovaquia, informó el Departamento de Defensa.

"Estados Unidos agradece al gobierno de Eslovaquia por su gesto humanitario y su disposición para apoyar los esfuerzos para cerrar las instalaciones de detención en la bahía de Guantánamo", señaló la dependencia en un comunicado.

Yusef Abbas, Saidullah Khalik y Hajiakbar Abdul Ghuper, que nunca fueron acusados de terrorismo por el gobierno estadunidense, son los últimos tres ciudadanos chinos de la etnia uygur en dejar el centro de detención creado después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La dependencia apuntó que Estados Unidos se coordinó con el gobierno eslovaco para asegurar la transferencia de los detenidos observando medidas de seguridad y de tratamiento humano.

Abbas y Khalik fueron enviados a Guantánamo luego de ser capturados en Pakistán en 2001 con otros miembros de Al Qaeda, según documentos del Departamento de Defensa ubicados anteriormente.

Unos seis prisioneros uygur fueron reubicados en Palau en 2009, luego de que al menos 11 detenidos más rehusaran la oferta del gobierno de la islas en el Pacífico, en tanto otros cuatro fueron transferidos a las Bermudas.

Los uygurs son musulmanes con raíces en Turquía que habitan la región de Xinjiang, en el noroeste de China.

El gobierno chino ha culpado a militantes islamitas uygures de provocar violencia en esa región y tratar de emprender una guerra santa.

La prisión para sospechosos y acusados de terrorismo en Guantánamo todavía mantiene en custodia 155 detenidos.