Encomiable apoyo de casa del migrante en Aguascalientes

A menos de 30 metros de las vías del tren se encuentra una casa, es de dos pisos, casi no tiene muebles, se distingue de todas las que hay en la colonia Gremial porque la gente duerme sólo una noche, cuando llegan enfermos, se quedan un poco más, pero siempre van de paso.

"Damos apoyo a la gente que viene en tránsito, sea de donde sea, lo que vemos aquí es la solidaridad humana, para que la gente siga su camino, la persona que está en riesgo, en vulnerabilidad, la apoyamos, ya sea que vaya para el norte, o de regreso deportada de Estados Unidos", comentó a Notimex, Xicoténcatl Cardona, fundador y director de la casa del migrante "Camino a la Vida".

Explicó que cuando llegan enfermos, los trasladan al Hospital Civil "Miguel Hidalgo", donde les brindan atención médica sin ningún costo, y en casos que así lo ameritan, pernoctan hasta un mes en la casa del migrante, pero han sido casos contados.

Cuando ingresan a ese refugio se les da cenar, pasan la noche, a la mañana siguiente se les ofrece un desayuno y luego casi todos, siguen su camino en tren.

"El tren es la única forma de poder viajar, si vienen en camión pues hay retenes, vienen en el lomo de "La bestia", incluso, hay grupos delincuenciales en partes como Veracruz y Chiapas, les cobran 100 dólares o los bajan del tren en camino", relató.

Sobre la alimentación que se brinda a los migrantes, dijo que normalmente les dan frijoles, arroz, sopa de pasta y pan, cuando sobra algo de dinero, les dan café y chocolate y algo para el camino, tras asegurar que los gastos se cubren con ayuda del gobierno, y donativos voluntarios de particulares o de asociaciones civiles como Cáritas.

Explicó que esta casa abrió sus puertas el 3 de agosto del 2012, y de entonces a la fecha han atendido a mil 50 migrantes, principalmente de Centroamérica, particularmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, en ese orden de importancia, y en el caso de los mexicanos, la mayoría viene del sur del país, Chiapas, Guerrero, Puebla y estado de México.

Xicoténcatl, vivió durante 22 años en Estados Unidos, en calidad de indocumentado, colaborando en la Red Nacional de Jornaleros y a su regreso, creo Amor (Asociación de Migrantes Organizados).

Comentó que con el nuevo gobierno federal, se ha dado un cambio importante en la delegación de Migración en Aguascalientes "El nuevo delegado Francisco Guzmán Herrera es muy accesible, vino aquí a conocer el lugar, nos recibe en política de puertas abiertas", aseguró.

Finalmente, comentó que cada persona es una historia, pero que hay dos que le han impactado mucho.

"Me platicaron que salieron 13, venían de El Salvador, cuando llegaron a Veracruz el tren se paró, y misteriosamente apareció una banda, los bajaron a todos, los iban a secuestrar, pero dentro de ese grupo, venía un soldado del Ejército, pero de civil, le encontraron una credencial, teléfono, y una laptop que traía en la cintura, los delincuentes lo amordazaron, lo amarraron y se lo llevaron, al resto los dejaron ir", recordó.

Otro caso fue el de un veracruzano que se fue a Baja California a conseguir empleo, "alguien le ofreció trabajo y se lo llevaron a un invernadero de sembradíos de mariguana, como pudo logró escapar, y paso por aquí".

Agregó que "le ofrecimos comida, pero no quiso quedarse, tenía mucho miedo, dijo que había mucha gente en ese lugar, cuya ubicación no pudo recordar, porque ni él mismo sabía donde estaba, relató que se hizo amigo de uno de los proveedores y lo escondió en su camión, y así logró escapar".

Hablando de historias, Notimex, platicó con Óscar, quien pasó la noche en la casa del migrante, tenía acento centroamericano, pero dijo que era de Jalisco, compartió que llegó a Estados Unidos pero fue deportado, no le permitieron regresar al cuarto donde vivía para recoger sus cosas y dinero, y luego fue a prisión.

"Nos agarró la migra, estuvimos trabajando en el campo, cortábamos sandía, me pagaban 450 dólares por semana, eran jornadas de 6 de la mañana a las 4 de la tarde, como ilegales no puedes disfrutar lo que ganas, te la pasas escondido, a veces uno piensa un bienestar para tu familia y en un ratito pierdes todo", concluyó.