Recusa alcalde de Bogotá a Procurador por su destitución

El alcalde de la capital colombiana Gustavo Petro, recusó al Procurador General, Alejandro Ordoñez, por el fallo en su contra que lo destituyó y lo inhabilitó por 15 años para ejercer cargos públicos, informó hoy la cadena privada Caracol.

Con la recusación, Petro y su equipo de abogados buscan que la justicia colombiana garantice el principio constitucional de imparcialidad que rige en caso en donde el Ministerio Público falla en una única instancia.

Para Petro, en su caso "hubo interés moral por parte del procurador Alejandro Ordóñez, lo que le impide ser imparcial en el proceso disciplinario en cuestión e impide a sus subalternos ser imparciales", subrayó la cadena radial.

En su escrito, el alcalde pidió que se nombre un Procurador Ad hoc "que no sea subalterno del Procurador y que garantice un juzgamiento imparcial".

Reiteró que el Congreso de Colombia deberá definir el nombre del Procurador Ad Hoc a partir de una terna integrada por candidatos del Presidente de la República, la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado.

Petro fue destituido e inhabilitado para ejercer cargos públicos, el pasado 9 de diciembre por el supuesto mal manejo en el cambio de sistema para la recolección de la basura en la ciudad en diciembre de 2012.

El caso de la destitución de Petro, quien fue elegido en elección popular como alcalde de Bogotá, está en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y en otros organismos internacionales que se han pronunciado en contra la medida del ministerio Público.

Para Petro el jefe del ministerio Público está violando sus derechos políticos y los de 800 mil ciudadanos de la capital colombiana que votaron por él en las elecciones de octubre del 2011.