Reaccionan cúpula empresarial ante incremento de salario en Panamá

El presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, José Luis Ford, manifestó su preocupación por las dificultades que tendrán ciertas empresas para cumplir con el aumento al salario mínimo que anunció hoy el gobierno.

"Las empresas más pequeñas, motores importantes de la economía local, no pueden costear aumentos superiores a los propuestos ya que producirían afectaciones a los empresarios y a sus trabajadores", indicó.

El presidente Ricardo Martinelli anunció este lunes que a partir del 1 de enero, el salario mínimo de Panamá será de 624 dólares, el más alto de América Latina, con un incremento de 28 por ciento para la zona uno del país, tras la firma del decreto con la ministra de Desarrollo Laboral, Alma Cortés.

En la zona uno, con 37 de los 76 distritos del país, el salario básico, pasará de 488 a 624 dólares mensuales, un aumento de 28 por ciento; mientras en el área dos, aumentará de 432 a 490 dólares (14 por ciento), indicó Martinelli.

Cortés anunció que el gobierno adoptó la decisión de establecer el salario mínimo, en la revisión bienal, luego de que los trabajadores y empresarios fracasaron en su intento de llegar a acuerdos.

De hecho, el gobierno ha sido el encargado de determinar el sueldo base en los últimos años por la falta de consenso entre las partes.

El mandatario, dueño de supermercados, llamó a los empresarios a evitar abusos en los precios de productos y servicios, como consecuencia del incremento salarial.

El mandatario ordenó a la ministra del Trabajo a tener "mano firme contra todas las empresas que no paguen salario mínimo a sus trabajadores a lo largo y ancho del país".

El gobernante, quien el 1 de julio abandonará el poder tras un mandato de cinco años, descartó que el fuerte incremento tenga tintes políticos para beneficiar al oficialismo en los comicios generales del 4 de mayo.

Cortés dijo que unos 270 mil trabajadores se beneficiarán con el incremento anunciado este lunes.