Niega República del Congo salida de italianos con menores adoptados

Italia trabaja "con gran determinación" para resolver el problema de 24 familias del país europeo que adoptaron niños en la República Democrática del Congo (RDC) y que están atrapadas en esa nación, anunció hoy la canciller, Emma Bonino.

La jefa de la diplomacia italiana dijo que en los próximos días arribará a Roma una delegación oficial congoleña para verificar los trámites de adopción.

"No nos damos por vencidos y continuamos trabajando con gran determinación e insistencia día a día, bajo el entendido de que la situación no es fácil", agregó.

Las 24 familias italianas están atrapadas en la RDC desde noviembre pasado, luego de que el gobierno del país africano bloqueó las adopciones internacionales.

Los italianos, sin embargo, alegan que los trámites fueron legales, mientras que el gobierno convocó al embajador congoleño porque Kinshasha no respetó un acuerdo verbal con Roma que habría permitido destrabar la situación.

En tanto, los enfrentamientos entre tropas oficiales y rebeldes registrados en Kinshasha en las últimas horas han complicado la cuestión. A través de los medios los padres de los menores adoptados anunciaron que no abandonarán el país sin sus hijos.

Según Bonino, la embajada italiana en la nación africana ha sido reforzada y el tema de las familias atrapadas se discute a los más altos niveles entre los dos países.

La canciller anunció lo anterior al presentar este lunes en Roma la Iniciativa Italia-África, con la que se busca reforzar en todos los campos las relaciones con los países del África subsahariana.

En rueda de prensa al lado de los titulares de Integración, Cecile Kyenge, y de Cultura, Massimo Bray, Bonino dijo que se trata de una iniciativa global para encender los reflectores sobre África, relanzando la asociación política, económica y cultural entre Roma y las naciones africanas.

Citó las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), según las cuales siete de las 10 economías que registrarán mayor crecimiento en el periodo 2011-2015 pertenecen a los países del África subsahariana.

Se trata, dijo, de Etiopía, Mozambique, Tanzania, República Democrática del Congo, Ghana, Zambia y Nigeria.

"Con esta iniciativa queremos mostrar claramente en Italia y en África las posibilidades ofrecidas por una colaboración recíproca en todos los niveles: político, económico, social y cultural", afirmó.