Se llevó 2013 la vida de importantes miembros del medio cultural

En el año que está por terminar, la comunidad artista y cultural del mundo sufrió grandes pérdidas; la muerte venció a figuras de diversas disciplinas, tal es el caso del poeta Rubén Bonifaz Nuño, la mezzosoprano Risë Stevens, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, el escritor Álvaro Mutis, la bailarina Guillermina Bravo y el académico Jorge Calvimontes.

No obstante, muertes como la de la soprano argentina Florencia Fabris, quien sufrió una aneurisma en el escenario, y la del historiador mexicano Guillermo Tovar y de Teresa, asombraron a la sociedad por ser inesperadas, además que dejaron una profunda herida en sus respectivas sociedades.

Los mexicanos despidieron a varios de sus importantes escritores, como José María Pérez Gay y al filólogo José Guadalupe Moreno de Alba. Así como a la primer mujer en dirigir el Conservatoria Nacional de Música, María Teresa Rodríguez, y al compositor y director de orquesta Héctor Quintanar, entre otros.

Desde los primeros días de 2013 el mundo de la literatura se vio afectado por la muerte de Jakob Arjouni, considerado el maestro alemán de la novela negra, quien a los 48 años exhaló su último aliento el 8 de enero. Sus obra colmadas de humor ácido lo colocaron como uno de los máximos exponentes de las letras contemporáneas de su país.

Días después, el día 17 de dicho mes, España vio partir al llamado decano de los poetas palentinos, José María Fernández Nieto, autor de "Ramillete de poesías", "La Trébede" y "Fulgores de ascensión", entre otras obras, cuyo corazón dejó de latir a los 92 años mientras dormía en el Hospital Río Carrión de Palencia, donde se encontraba internado a causa de una fractura de cadera.

El pintor mexicano Ignacio Barrios, destacado en la técnica de la acuarela, falleció el 22 de enero a los 84 años de edad y fue recordado por amigos, familiares y funcionarios culturales en el homenaje póstumo que se le rindió en el Instituto Mexiquense de Cultura (IMC) a menos de un mes de su muerte.

La sociedad española nuevamente fue golpeada el día 26 del primer mes de año, con la muerte del escultor Carlos García Muela, quien dejó como muestra de su talento sus torsos de bronce, algunos de ellos exhibidos en el Museo de Escultura al Aire Libre de Alcalá de Henares, en Madrid.

Los mexicanos despidieron al traductor y poeta Rubén Bonifaz Nuño, quien el 31 de enero dejó a las humanidades de luto y durante el año se convirtió en motivo de diversos homenajes que le rindieron importantes instituciones del país, como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en el marco de la celebración del Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor, también recordó al traductor de los clásicos griegos y latinos con una lectura pública en la explanada del Palacio de Bellas Artes.

En la cita, los escritores Vicente Quirarte, Luisa Josefina Estrada, Luis Chumacero, Sandro Cohen y René Avilés Fabila dieron voz a los versos de "Amiga a la que amo".

El 8 de febrero un paro cardiaco terminó con la vida del James Anderson DePreist, uno de los primeros directores afroamericanos internacionalmente conocidos, quien estuvo al frente de orquestas de Quebec, en Canadá, Tokio, en Japón, y Malmo, en Suecia.

Dos días más tarde, el escritor español Eugenio Trías Sagnier falleció a los 70 años de edad y pasó a la historia como el único filósofo en lengua castellana ganador del Premio Internacional Friedrich Nietzsche, considerado el Nobel de Filosofía.

Complicaciones inesperadas de una pulmonía llevaron a la muerte, el 13 de febrero, al fotógrafo italiano Gabriele Basilico, cuyas imágenes capturaron las grandes transformaciones del paisaje urbano de Milán.

Y el día 22 del mismo mes, el director de orquesta alemán Wolfgang Sawallisch falleció a los 89 años de edad; fue recordado por la Orquesta de Filadelfia en su concierto en el Philadelphia Verizon Hall, donde interpretó en su honor "Idilio de Sigfrido", de Richard Wagner (1813-1883).

En el mes de marzo murieron figuras de las letras, la música y las artes plásticas. El escritor británico James Herbert, autor de 23 obras publicadas, las cuales fueron traducidas a 34 idiomas, el 20 de marzo fue encontrado sin vida en su hogar a los 63 años de edad, no obstante su obra se queda para sembrar terror en los lectores.

Ese mismo día, el mundo de la música perdió una potente voz, la de la mezzosoprano Risë Stevens, cuyo deceso se registró tres días antes de cumplir los 100 años de edad, y el 22 de marzo el pianista, compositor y director de orquesta Gerdo Gandini, quien trascendió como una de las figuras de la música contemporánea argentina, murió a los 76 años de edad.

El estado de Aguascalientes se vistió de negro por el deceso del poeta, escritor, académico y promotor cultural mexicano Víctor Sandoval, ocurrido el 24 de marzo, razón por la cual el gobierno de esa entidad decretó luto estatal.

Para el 11 de abril, la musa del coreógrafo George Balanchine, la bailarina estadounidense Maria Tallchief, murió a los 88 años de edad y fue recordada como una de las figuras del New York City Ballet, compañía en la que debutó el 11 de octubre de 1948 y en la que permaneció hasta 1956.

El cuarto mes del año golpeó con fuerza al mundo musical, el cual perdió a dos destacados directores de orquesta: el estadounidense Dean Drummond, quien el 13 de abril falleció a los 64 años, y el británico Colin Davis, cuyo deceso registrado el día 14 fue considerado por el director musical de la Royal Opera House, Antonio Pappano, como un golpe tremendo.

En México los medios de comunicación anunciaron el 16 de abril el deceso de Pedro Ramírez Vázquez, llamado el "padre de la arquitectura moderna" y creador del Museo Nacional de Antropología, el Estadio Azteca y la nueva Basílica de Guadalupe, quien a los 94 años murió.

Días después, el cerebro de Mireya Cueto, creadora de aproximadamente 500 marionetas, sufrió un derrame que le quitó la vida a la también dramaturga, quien durante 2013 fue homenajeada en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) y en la del Libro Teatral (Felit), así como en el Festival de Títeres que lleva el nombre de esta impulsora del género.

En mayo, la tristeza invadió a los argentinos, quienes despidieron a la soprano Delia Rigal, cuya vida dedicada a la ópera terminó el día 8 del citado mes; cinco días después, falleció el escultor Enio Iommi, miembro fundador de la Asociación Arte Concreto-Invención y de número de la Academia Nacional de Bellas Artes.

En Alemania, con una exposición integrada por más de 30 obras impregnadas con efectos de espaciales e intensos colores, el Museo Kunstpalast le rinde tributo al destacado artista plástico Gotthard Graubner, fallecido el 24 de mayo.

El día 29 falleció el narrador, traductor, académico y diplomático José María Pérez Gay, luego de enfrentar por 10 años una enfermedad neurodegenerativa. Posteriormente en el Palacio de Bellas Artes, en esta ciudad, se le rindieron honores.

El escritor escocés Iain Banks fue derrotado por el cáncer el 9 de junio, 11 días antes de que su publicara su última novela "La Cantera", cuyo lanzamiento se adelantó luego de que escritor de ciencia ficción anunciara en abril la gravedad de su enfermedad.

Esa misma tarde, el Magio Musicale Fiorentino anunció que el director orquestal italiano Bruno Bartoletti, quien por medio siglo estuvo al frente de la Lyric Opera Of Chicago, había fallecido un día antes de cumplir 87 años.

Los decesos continuaron en junio, y el día 17 la pianista uruguaya Dionah Belinky, una de las máximas exponentes de las obras de Frédéric Chopin dejo de existir; al día siguiente David Wall murió y pasó a la historia como el hombre más joven en bailar con el Ballet Real de Londres.

El 21 de dicho mes, el corazón de Miguel Narros, uno de los grandes hombres del teatro español contemporáneo, dejó de latir.

Fue el 15 de julio cuando falleció el escritor, periodista, traductor y guionista argentino Ernesto Schoo, quien dos semanas después se habría de anunciar que era el ganador del Premio Novela Breve "Juan March", por su obra "El tango del paraíso".

Seis días después, es decir el 21, murió el autor italiano Ugo Ricarelli, quien estaba convencido de la literatura era capaz de cambiar conciencias y, como consecuencia, al mundo.

Los argentinos volvieron a ser golpeados, esta vez con la partida del artista plástico León Ferrari, finado el 25 de julio en el momento en que era considerado por el "The New York Times" uno de cinco artistas más provocadores e importantes del mundo.

La danza cubana vio partir a uno de sus más destacados exponentes, Fernando Alonso, fundador de la Escuela Cubana de Ballet y del Ballet Nacional de Cuba, quien dejó de existir el 27 de julio. Fue despedido con un homenaje de cuerpo presente en el Teatro Nacional.

El segundo día de agosto, la Academia Mexicana de la Lengua perdió a uno de sus miembros, el lingüista y filólogo José Guadalupe Moreno de Alba, quien ocupó la silla XV, desde donde se evocó a la preservación y enriquecimiento del español.

Las artes plásticas estadounidenses fueron abatidas por el fallecimiento de dos de sus exponentes: la escultora Ruth Asawa, finada a los 87 años el 5 de agosto, cuyas piezas exhibidas en el Museo Guggenheim quedan como muestra de su talento en ésta disciplina.

Y el escultor Jim Brothers, autor de numerosas piezas en las que inmortalizó el heroísmo militar y quien murió a los 72 años de edad el 20 de agosto.

Cuatro días después, el escritor Ricardo Elizondo Elizondo pereció a los 63 años de edad víctima de cáncer. Pasó a la historia de la narrativa nacional como el gran relator del noreste mexicano por lograr retratar en su obra la vida en la frontera.

El 1 de septiembre la muerte de la cantante de ópera Florencia Fabris sorprendió al mundo, pues mientras la soprano argentina interpretaba el "Requiem", de Giuseppe Verdi, en un concierto en San Juan, una aneurisma terminó con su corta vida a los a los 38 años de edad, momento que fue capturado en video y fue visto por millones de personas.

La primera mujer en dirigir el Conservatoria Nacional de Música, en México, María Teresa Rodríguez, murió el 4 de septiembre, días después de haber sido reconocida con la presea "Juan Crisóstomo Doria" en la Feria Universitaria del Libro.

Mientras los mexicanos celebraban el inició de la Independencia, el 16 de septiembre, los españoles lamentaban el deceso del destacado poeta Juan Luis Panero, cuyo cuerpo fue despedido en una discreta ceremonia familiar.

Al día siguiente la comunidad artística, amigos y familiares despidieron en el Centro Cultural Tijuana al escritor, ensayista y periodista cultural Rafael Saavedra, autor de la frase "Tijuana Makes Me Happy", que inspiró al grupo Nortec Collective Bostich+Fussible a crear una canción con ese título.

El 18 de septiembre los uruguayos se dolieron por el fallecimiento del escultor Enrique Briglia, quien entre su legado dejó la pieza "Hacia el Sur", en Parc de la Mar, España.

El dolor por la pérdida del escritor Álvaro Mutis invadió al país que lo vio nacer, Colombia, y a la nación que lo arropó como uno de los suyos, México, donde murió a los 90 años de edad, el 22 de septiembre.

El ganador del Premio Cervantes 2001 fue motivo de homenajes lo que restó del año, entre los que destacan el que le rindió el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia con concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional.

Incluyó una proyección gigante de imágenes, fotografías inéditas y partes de su obra, así como con una lectura a cargo de escritores y amigos del poeta.

Creador del personaje mítico y universal llamado "Maqroll el Gaviero", Mutis también fue evocado con nostalgia en la Feria Internacional de Libro (FIL) de Guadalajara y en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), donde amigos y colegas rememoraron los momentos al lado del entrañable amigo de Gabriel García Márquez.

El 12 de octubre, el primer Premio Pulitzer hispano, Óscar Hijuelos, mientras jugaba tenis en Nueva York, ciudad estadounidense que lo vio nacer, sufrió un colapso que le arrebató la vida.

Dos días más tarde, Frank Moore, considerado icono de la contracultura "underground", murió a los 67 años y fue recordado por los medios de comunicación como una inspiración artística, pues el creador, quien padecía parálisis cerebral, escribió libros, dirigió obras de teatro, actuó en películas y tocaba el piano.

El décimo mes de 2013 fue doloroso para los japoneses, quienes sufrieron la muerte, el día 14, del escritor, editor y traductor Ryozo Nagashima, mientras que el autor Mikihiko Renjo, ganador del Premio Naoki, feneció el día 19.

Y el día 24 de octubre falleció el músico, compositor y director de orquesta Héctor Quintanar, lo que fue seguido de lamentos por parte de autoridades culturales mexicanas, mientras que ese mismo día Radio Universidad de Guanajuato le rindió un homenaje con la transmisión de cinco programas de la serie "Compositores mexicanos".

Por su parte, la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) le rindió honores con un par de conciertos en el Teatro Manuel Doblado en la ciudad de León y en Teatro Principal de Guanajuato.

Noviembre fue lúgubre para los mexicanos, quienes en ese mes perdieron a importantes figuras de la vida cultural. La primera fue la destacada bailarina, coreógrafa y directora de ballet Guillermina Bravo, finada a los 92 años de edad el día 6 y quien recibió homenaje de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes.

Asimismo, quien fuera la directora del Ballet Nacional de México fue recordada por la comunidad dancística en el Centro Nacional de la Danza Contemporánea (Cenadac), lugar que fundó en 1999 y donde los queretanos le dieron el ultimo adiós.

La noticia de la inesperada muerte del destacado cronista de la Ciudad de México e historiador Guillermo Tovar y de Teresa, ocurrida el 10 de noviembre, conmocionó al país y a la comunidad cultural, que se dio cita en el Panteón Francés para despedir al autor de "La ciudad de los palacios".

El hombre que por décadas asombró por su memoria y hambre de saber fue recordado en el Senado de la República con un minuto de silencio, mientras que el Centro Regional de Patrimonio Mundial en Zacatecas y la Universidad de la Veracruz (UVC) le rindieron homenaje luctuoso al considerado uno de los más importantes historiadores contemporáneos de México.

Las pérdidas continuaron en este país en noviembre; Guido Gómez de Silva, lingüista, lexicólogo y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, quien ocupó la silla número I, falleció a los 88 años de edad el día 17 del citado mes.

En Europa, ese mismo día murió la escritora británica Doris Lessing, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2007, y el 20 de noviembre el pintor español José Hernández Muñoz, quien era miembro de la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En los últimos días del onceavo mes de 2013, Alceu Ribeiro, pintor, escultor y muralista uruguayo falleció a los 94 años de edad el 22 de noviembre.

Tres días después se anunció que la mezzosoprano mexicana Oralia Domínguez, lejos de su país, en Milán, Italia, había dejado de existir a los 88 años y pasó a la historia como una de las voces más relevantes de la ópera del siglo XX.

Las más de 100 libros de la escritora británica Ida Pollock, quien a los 105 años de edad exhaló su último aliento el 3 de diciembre, quedan como muestra de su talento como una de las más destacadas autoras de novelas románticas.

Ese mismo día también falleció el poeta egipcio Ahmed Fouad Negmm, quien durante cuatro décadas escribió versos coloquiales que canalizaban las privaciones y el humor negro de la clase trabajadora, así como el artista plástico francés Alexandre Joseph Sosnowsky, cuyas monumentales esculturas al aire libre pueden apreciarse en la Costa Azul francesa.

El último mes de año fue testigo de la partida del arquitecto Luis Ortiz Macedo, quien fue titular del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del INBA, el 10 de diciembre.

El día 20 ocurrió el deceso del académico de la UNAM Jorge Calvimontes, boliviano de nacimiento y quien llegó exiliado a este país, que lo acogió como a uno de los suyos, Murió a los 81 años de edad a causa de problemas respiratorios.

Por último, los días 26 y 27 de diciembre 2013 fallecieron, respectivamente, los arqueólogos Beatriz "Tita" Braniff, nacida en 1925, y Julio César Montané (1927), académicos e investigadores que abrieron camino a los estudios sobre las culturas del norte del país.

Mientras que el 29 de este mes dejó de existir el fotógrafo e investigador Eleazar López Zamora, nacido en 1947 y quien fue director de la Fototeca Nacional del INAH de 1982 a 1995, además que recibió en 2006 la Medalla al Mérito Fotográfico.