Invoca Papa Francisco solidaridad y convivencia pacífica para México

El Papa Francisco invocó hoy solidaridad y convivencia pacífica para México al encomendar a esa "noble nación" a la nueva santa María Guadalupe García Zavala, la "madre Lupita", religiosa tapatía que este domingo fue elevada a los altares.

Durante el rezo del "Regina Coeli" (Reina del cielo), la oración mariana que presidió ante más de 60 mil personas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el líder católico se refirió a los santos que canonizó este día, incluidos 800 mártires italianos y una monja colombiana.

"En las manos de santa Guadalupe García Zavala ponemos a todos los pobres, los enfermos y a cuantos los asisten, y encomendamos a su intercesión a la noble Nación mexicana, para que desterrada toda violencia e inseguridad, avance cada vez más por el camino de la solidaridad y la convivencia fraterna", dijo en español.

Invocó la intercesión de la madre Laura Montoya y Upegui para que Dios conceda "un nuevo impulso misionero y evangelizador" a la Iglesia de su país.

"Inspirados en el ejemplo de concordia y reconciliación de esta nueva santa, los amados hijos de Colombia continúen trabajando por la paz y el justo desarrollo de su patria", agregó.

"Los mártires de Otranto ayuden al pueblo ayuden al querido pueblo italiano a mirar con esperanza el futuro, confiando en la cercanía de Dios que no abandona jamás, incluso en los momentos difíciles", ponderó.

Al finalizar la bendición, Bergoglio saludó a las delegaciones oficiales presentes, entre ellas la mexicana, compuesta por unas 14 personas y encabezada por Roberto Herrera Mena, director general adjunto para los Asuntos Religiosos de la Presidencia de la República.

Representando a Colombia estuvo el presidente Juan Manuel Santos Calderón con 20 personas y a Italia la ministra de Justicia, Ana María Cancellieri.