Recuerdan a Enrique Buenaventura a 10 años de su muerte

Para terminar su programa "Vamos, me dije, 10 años", organizado para recordar el décimo aniversario luctuoso de Enrique Buenaventura, el Teatro Experimental de Cali (TEC), en Colombia, ofrecerá la noche del 31 de diciembre un acto conmemorativo a su fundador.

El encuentro cultural "Décimo aniversario de ausencia física del maestro Enrique Buenaventura", retrata la vida y obra del poeta, informó la página en internet oficial del dramaturgo, "enriquebuenaventura.org".

El TEC surgió en 1955 gracias a la Escuela Departamental de Teatro de Cali y al Departamento del Valle de Cauca, en Colombia, con el dramaturgo, narrador, pintor, actor, teórico de teatro, poeta épico y lírico Enrique Buenaventura como director.

Considerado icono de la dramaturgia colombiana, Enrique Buenaventura nació en Santiago de Cali, Colombia, el 19 de febrero de 1924.

Comenzó sus estudios secundarios en el Colegio Santa Librada de Cali; más tarde estudió Artes Plásticas en la misma ciudad colombiana y Filosofía en la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá.

También realizó estudios en arquitectura, pintura, escultura y teatro, ésta última disciplina al lado de Carlos Chape y Andrés Crovo, explica la Biblioteca Luis Ángel Arango en su portal electrónico.

En 1945 realizó un viaje al mundo cultural de origen africano, luego continuó por Venezuela, el Caribe, Brasil, Argentina y Chile, lugares en los que mantuvo contacto con los movimientos de teatro independiente.

Precisamente, sus biógrafos registran una época en la que vivió en Brasil y Argentina, donde actuó a lado de compañías reconocidas de esos países; sin embargo, tomó la decisión de retornar a su país natal.

Para 1956 se convirtió en el director de la escuela de teatro del Instituto de Bellas Artes. Catalogado como uno de los protagonistas de la cultura colombiana del siglo XX, el dramaturgo fue fundador y director del Teatro Experimental de Cali (TEC) hasta el día de su muerte.

La "Revista de Estudios Sociales" de la Universidad de los Andes explica que el también poeta épico y lírico es recordado como una figura importante que impulsó el TEC y el desarrollo del teatro nacional.

Sus obras, reflejo de la tradición clásica, aportaron conocimientos teórico-prácticos de dramaturgia del teatro occidental. Su legado, abarca corrientes teóricas como el teatro medieval, la cultura popular, las tradiciones indígenas y afrocolombinas, además de propuestas renovadoras de las ciencias sociales.

De ahí que el autor considerara el mestizaje étnico y cultural de la sociedad colombiana para transformarlo en objeto de estudio y material artístico, retrata el portal "res.uniandes.edu.co".

Encaminado al teatro, creó de la mano de Santiago García el método de "Creación Colectiva", el cual mantiene la premisa de que las opiniones de todos los participantes durante las improvisaciones serán tomadas en cuenta durante el montaje de las obras.

Entre 1967 y 1968 el también dramaturgo realizó puestas en escena como "Los inocentes", basada en la obra "Monserrat", de Emanuel Robles (1914-1995); "Los hombres de la mina", inspirada en un texto de Ferenc Herzec (1863-1954); y "Tirano Banderas", basada en la obra del mismo nombre de Ramón del Valle Inclán (1869-1935).

Además de sus adaptaciones, también destacan la obras de su autoría como "El monumento" (1959), "La tragedia del Rey Christophe" (1963), "Los papeles del infierno" (1968), "Seis horas en la vida de Frank Kulack" (1969) y "El convertible rojo" (1969).

Para los años 70 del siglo XX, Enrique Buenaventura se colocó como docente de la escuela del Teatro de las Naciones, en París, Francia, comenta la página "enriquebuenaventura.org".

Entre las distinciones a las que se hizo acreedor, se encuentra el Doctor Honoris Causa en Literatura otorgado por la Universidad del Valle, Premio Casa de las Américas y Premio Latinoamericano de Autores Dramáticos.

Enrique Buenaventura murió el 31 de diciembre de 2003 en Cali, a consecuencia de una peritonitis.

Tras su muerte, su amigo y colaborador, Santiago García, recordó al dramaturgo con las frases "el teatro es una manera de ensayar la vida" y "los homenajes son buenos, pero en vida", cita el portal "cvisaacs.univalle.edu.co".