Prepara Colombia defensa ante nuevas demandas de Nicaragua

Colombia prepara la defensa contra las nuevas demandas de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, con un equipo de juristas encabezado por el exprocurador, Carlos Gustavo Arrieta, informó hoy el diario El Tiempo.

Arrieta es el agente de Colombia para atender las dos nuevas demandas que Nicaragua interpuso contra Colombia en la Corte Internacional de Justicia, para recuperar áreas marinas en el Caribe.

En el equipo se encuentra el profesor Pierre-Marie Dupuy, una de las autoridades más grandes a nivel mundial en derecho del mar, al igual que Sir Michael Wood, Tullio Treves y Rodman Bundy.

"Colombia enfrenta dos nuevas demandas de Nicaragua; la primera, por plataforma continental extendida y la segunda, por el supuesto incumplimiento del fallo del 19 de noviembre del año pasado", explicó el jurista en entrevista con el diario.

Ante ello, el gobierno "decidió buscar un equipo que cubriera todos los temas a los que se refieren esos procesos. Es un equipo de una respetabilidad y un reconocimiento muy grande a nivel internacional y que por consiguiente podrá representarnos adecuadamente", dijo.

Los tres expertos internacionales en derecho del mar "son muy conocidos y muy respetados en esos asuntos. Es una combinación óptima porque balancean todos los conocimientos, todas las necesidades y todas las experiencias que Colombia requiere", señaló.

El agente colombiano ante La Haya añadió que "además hay otros abogados que también son expertos en derecho del mar y grandes académicos y pensadores en materia de derecho internacional, y fundamentalmente en derecho ante la Corte", precisó Arrieta.

Sostuvo que el proceso de la plataforma continental extendida, en el Caribe, demandada por Nicaragua, Colombia la ve como "un refrito (repetición), de los temas que se plantearon en el primer proceso, y que le fue negada a Nicaragua por parte de la Corte Internacional.

"Nicaragua tendría un año para presentar sus memorias, es decir, la demanda totalmente estructurada, y nosotros a partir de eso tendríamos un año para presentar la contramemoria. Ya de entrada, allí hay dos años", comentó.

Después vienen otras etapas del proceso "que también son lentas como son la réplica y la dúplica, y luego las audiencias. Creo que este tema se estaría resolviendo en unos cuatro o cinco años".

A juicio de Arrieta, la demanda de Nicaragua contra Colombia es inusual "porque la Corte no ha tenido antecedentes parecidos que sean comparables. Creemos que ante las argumentaciones que ellos presentan tenemos argumentaciones muy claras y muy contundentes".