La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) vio positivo el trabajo conjunto del gobierno federal y las entidades que conforman la megalópolis, por la Norma Oficial Mexicana (NOM) emergente que reconocerá la eficiencia energética vehicular.

En un comunicado, el organismo insistió en la necesidad de ejecutar políticas públicas mucho más eficientes para mejorar el transporte público, programas de reforestación, remediación ambiental, así como el control de emisiones ambientales para solucionar la crisis que padece el Valle de México.

Explicó que con la nueva norma de emisiones contaminantes, a través del Sistema de Monitoreo a Bordo (OBD, por sus siglas en inglés) los vehículos a partir de modelos 2006 y con el ajuste a los máximos permisibles para todas las unidades, se reducirá el impacto ambiental que representan los vehículos en circulación.

La AMDA resaltó que el modelo de gestión vehicular reconocerá el desempeño de los automotores cada vez más eficientes y de menor impacto en el medio ambiente, el cual estará vigente a partir del 1 de julio próximo y hasta el último día de diciembre de 2016.

Además aplaudió que los vehículos modelo/año 2016 y posteriores con peso vehicular mayor a 400 kilogramos y hasta tres mil 857 kilogramos, y que utilicen gasolina o gas natural, quedarán exentos de la verificación vehicular obligatoria hasta por cuatro años a partir de su adquisición.