Lady Gaga confiesa que fue adicta a la marihuana para superar algunos retos de su carrera

  • "He sido adicta a la marihuana y ha estado básicamente relacionado con la ansiedad, ha sido un forma de automedicación", explicó la diva.
  • Lady Gaga fumaba entre 15 y 20 cigarrillos de marihuana al día, "sin tabaco", especificó.

Unos días después de que Miley Cyrus volviera a crear polémica en la gala de los European Music Awards de MTV por sacarse un porro de su bolso y fumárselo en el escenario, Lady Gaga también ha decidido sincerarse sobre su consumo de marihuana en un programa de radio.

"Vivía totalmente en otro plano psicodélico, completamente insensible", ha confesadoLa cantante, de 27 años, ha confesado que fumaba marihuana para enfrentarse a los retos mentales y físicos de su carrera, incluyendo su reciente lesión en la cadera, que le obligó a cancelar su gira Born This Way.

"He sido adicta a la marihuana y ha estado básicamente relacionado con la ansiedad, ha sido un forma de automedicación", explicó la diva en el programa Elvis Duran and The Z100 Morning Show.

En concreto, Lady Gaga fumaba entre 15 y 20 cigarrillos de marihuana al día, "sin tabaco", especificó.

"Vivía totalmente en otro plano psicodélico, completamente insensible", ha confesado. "Volviendo la vista atrás, veo ahora que algo de eso lo provocó mi dolor de cadera. No sabía de dónde venía el dolor, así que sufría mucho y estaba muy deprimida todo el tiempo y no sabía por qué".

El lado duro de la fama

Además, la cantante ha contado que según pasaban los años fue probando otras drogas para eludir emociones complicadas, sobre todo los desafíos de estar en el ojo público.

"He sido adicta a varias cosas desde que era joven, pero especialmente en los últimos siete años", dijo. "La verdad es que es muy duro ser famosa. Es maravilloso, porque tienes fans admirables. Pero es muy, muy duro salir al mundo cuando no te sientes feliz y tener que fingir; soy un ser humano también y me puedo romper. Hay una creencia por ahí de que soy irrompible porque soy un extraterreste y nada me puede parar", relató.

"Hay una creencia por ahí de que soy irrompible porque soy un extraterreste y nada me puede parar", relató "Pero lo cierto es que me puedo romper, y de hecho, me rompí. Perdí todo lo que amaba. Estuve en una silla de ruedas seis meses. I tomé un montón de drogas y medicinas", confesó.

No obstante, la artista está decidida a "combatir" su adicción y se propone el reto de crear música sin tener que recurrir a sustancias que alteren su estado de ánimo.

"Me he autoimpuesto esa presión: tener que estar bien para ser creativa. Necesito eso, es un error que he cometido en los últimos 10 años. ¿Puedo ser brillante sin ello?", se preguntó la diva.