Presunto Culable
Una escena del documental 'Presunto culpable'. ARCHIVO

El IFAI ha instruido al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) que busque y dé a conocer el monto recaudado por la exhibición en el extranjero del documental Presunto Culpable, así como los países en los que la cinta fue presentada.

Al Imcine no le consta que la película haya sido exhibida fuera de MéxicoEl Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) señaló que en respuesta a un particular que solicitó dicha información, el sujeto obligado respondió no tener registros de que esa película se haya exhibido comercialmente fuera del país.

El Comité de Información del Imcine alegó la inexistencia y subrayó que el coproductor es quien detenta los derechos de distribución y explotación comercial de la película, mencionó en un comunicado.

Un millón en ayudas

En el análisis del caso, el Imcine observó que el largometraje Presunto Culpable recibió recursos por un millón de pesos, del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine), por lo cual el coproductor tuvo que presentar informes.

El IFAI revocó la declaración de inexistencia e instruyó al Imcine a efectuar una búsqueda de la información en todas las unidades administrativas competentes, en la que no podrá excluir a la Dirección de Apoyo a la Producción Cinematográfica.

Expuso que si en dicha búsqueda encontrara documentos con datos confidenciales, tales como: recibos en donde se encuentren números de cuenta, RFC y otros, el sujeto obligado deberá elaborar las versiones públicas pertinentes a fin de proporcionar la información requerida.

En caso de que la información sea inexistente, el Imcine deberá hacer la declaratoria correspondiente.

Castigo sin crimen

Presunto culpable es un documental de 2011 que muestra la historia de José Antonio Zúñiga, un joven tianguista de Iztapalapa de 26 años, que fue detenido acusado de un homicidio. El filme sigue toda la lucha contra el sistema judicial mexicano hasta que sus abogados consiguen que se reconozca la inocencia del detenido y sea liberado.

Dos semanas después de su estreno, la película fue retirada de algunas salas de la Ciudad de México tras un amparo interpuesto por un testigo del caso, que alegó que no había autorizado al uso de su imagen en el documental. Finalmente, instancias judiciales superiores revocaron la decisión y la película continuó exhibiéndose.