El representante de UNESCO, Abdelaziz Abid, reconoció el importante valor del acervo documental que sustenta la historia de los ferrocarriles mexicanos en el periodo de 1825 a 1958, durante su visita al Centro de Documentación e Investigación Ferroviarias (Cedif).

El doctor de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), acudió a dicho centro que se ubica en esta ciudad capital y pertenece al Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero.

Esta colección recientemente obtuvo el registro como Memoria del Mundo UNESCO, destacando la importancia de este reconocimiento a una colección sobre ferrocarriles, que se resguarda en el espacio donde se generó dicho acervo, es decir en una estación de ferrocarril.

Esta visita es un aliciente para la postulación de los acervos del Cedif para el Registro Latinoamericano Memoria del Mundo UNESCO, así como su actualización en el Registro Nacional de Archivos Históricos ante el Archivo General de la Nación, a promover este 2016.

En 1992, Aziz arrancó el programa Memoria del Mundo, una iniciativa para la preservación y el acceso que registra la memoria colectiva y documentada de los pueblos del mundo.

Dicho programa reúne los criterios profesionales de archiveros, bibliotecarios, museólogos y otros especialistas, así como las perspectivas de sus instituciones, asociaciones y custodios.

Abarca además ámbitos menos formalizados y tradicionales del saber, tal como la conservación y el acceso al patrimonio digital.

El doctor Abid es hoy un reconocido consultor independiente. Cuenta con una extensa trayectoria, tuvo bajo su cargo exitosos proyectos como lo fue la coordinación del renacimiento de la Biblioteca de Alejandría en Egipto, y la valiosa Biblioteca Digital Mundial, entre otros.

Como parte de su visita a esta ciudad, hoy impartirá la conferencia “Sinergias entre los programas de patrimonio de la UNESCO ¿Hacia un enfoque integral?”, en la Biblioteca José María Lafragua de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Asimismo acudirá al Archivo General Municipal de Puebla, quienes también recibieron el reconocimiento como Memoria del Mundo UNESCO.