Peña Nieto descarta que el impuesto a los refrescos tenga "dedicatoria" a las empresas

  • Presenta su estrategia contra la obesidad y la diabetes.
  • Insta a los diputados a dedicar la recaudación de los nuevos impuestos a la salud.
  • Una de cada cinco muertes son ocasionadas por la diabetes.

El presidente Enrique Peña Nieto,presentó este jueves la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, en un acto en el que descartó que los gravámenes propuestos para bebidas azucaradas tengan dedicatoria especial para alguna empresa, sino que son en beneficio de la salud.

El jefe del Ejecutivo hizo votos para que los diputados destinen una parte sustancial de la recaudación de impuestos al gasto en salud.

En su discurso, el primer mandatario alertó que una de cada cinco muertes en el país es causada por la diabetes, además de que siete de cada 10 adultos presentan un exceso de peso corporal, lo que les trae riesgos.

El gobierno creara un sello distintivo de "calidad nutricional" para los productos que así lo soliciten, lo que será una especie de incentivo para que la industria reformule sus productos para hacerlos más saludables.

Vida saludable

Explicó que la estrategia del gobierno contra lo que llamó "epidemia" de sobrepeso y diabetes, consistirá en tres pilares; el primero será implementar campañas de salud, promover un estilo de vida saludable y mejorar el monitoreo de estas enfermedades en el sector salud.

El propósito de ambos impuestos es reducir en el consumo de estos productosExplicó que el eje dos es la atención médica oportuna, privilegiando la prevención y el tercer eje es la regulación sanitaria y política fiscal en favor de la salud.

En ese contexto resaltó los cambios a la legislación fiscal a favor de salud como fue la propuesta del gobierno para gravar bebidas azucaradas, mientras que los legisladores impulsaron gravar los alimentos "no básicos" con alta densidad calórica.

"El propósito de ambos impuestos es reducir en el consumo de estos productos asociados al incremento del sobrepeso y la obesidad entre los mexicanos", comentó.

Cifras preocupantes

El primer mandatario reconoció como preocupante la cifra de los casos de diabetes y obesidad en el país, pues las nuevas generaciones no están exentas de estas amenazas, pues uno de cada tres niños mexicanos padece de sobrepeso u obesidad.

"Estas condiciones nos obligan a actuar de inmediato de manera integral y coordinada entre autoridades pero también con el sector privado e institucional", acotó.

En el acto hizo un reconocimiento a los actores de la industria alimenticia en respuesta a estas medidas de política pública.

No va contra las empresas

Por ello confió que este sector mantendrá una actitud positiva para el bienestar de los mexicanos, "hay que dejar muy en claro que estas medidas no van en contra de empresa o industria alguna, son a favor de los preciado que tenemos, la salud de nuestros niños y jóvenes".

Estas medidas no van en contra de empresa o industria algunaFinalmente consideró que esta estrategia nacional será pieza fundamental para mejorar la salud y calidad de las familias mexicanas, que implicará esfuerzos adicionales para todos.

"Pero ante la epidemia de sobrepeso y obesidad no podemos cruzarnos de brazos, porque lo que está en riesgo literalmente es la vida de millones de mexicanos", expresó.