El PAN propone que se prohíban los abortos en el DF a mujeres de otros estados del país

  • Pidieron erradicar lo que llaman "turismo médico del aborto".
  • Las interrupciones de embarazo, dice un diputado del albiazul, "desangran al presupuesto destinado a la atención de los capitalinos".
  • En cuatro meses se practicaron 27 mil abortos a mujeres de otros estados, y un gasto anual por ello de más de 9 millones de pesos".
Imagen de archivo de una mujer embarazada.
Imagen de archivo de una mujer embarazada.

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en la ALDF propuso reformas para inhibir en la ciudad de México la interrupción legal del embarazo de mujeres que viven en otras entidades del país y combatir el "turismo médico del aborto".

Al presentar la iniciativa, el diputado Orlando Anaya González sostuvo que a partir de 2007, cuando la ALDF aprobó la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación, se propició "el turismo médico del aborto, que desangra el presupuesto destinado a la atención de los capitalinos".

Sugieren una residencia ininterrumpida de cinco años en el DF Por ello, abundó, urge delimitar su "cruenta práctica y redirigir el presupuesto que se fuga por la misma" y se plantea como uno de los requisitos la residencia efectiva de tres años inmediatamente al día de presentar la solicitud si son originarias del Distrito Federal.

Así como de cinco años ininterrumpidos para mujeres nacidas en otra entidad, acreditados con constancia de residencia expedida por la autoridad competente.

Anaya González reiteró que "una de cada cuatro mujeres que abortan en el Distrito Federal vienen de otros estados a someterse a este proceso de interrupción del embarazo", y se han destinado en total a esta práctica más de 200 millones de pesos.

El legislador del PAN detalló que del 24 de abril al 31 de agosto de 2013 "se realizaron 27 mil abortos a mujeres de otros estados, con un un gasto anual de nueve millones 247 mil pesos en ciudadanos que no habitan en el Distrito Federal".

Además, existe un alto porcentaje de incidencia porque no existe seguimiento a las mujeres que interrumpen su embarazo, pese a que por sus consecuencias psicológicas y fisiológicas es fundamental que se establezca la obligación de asistir a consultas médicas de seguimiento.

Anaya González dejó en claro ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) que la iniciativa de reformas al Artículo 58 de la Ley de Salud capitalina, tiene como objetivo evitar la práctica de la interrupción del embarazo en la ciudad de México.