Bebe cambia de piel en nuevo disco y muestra su evolución

La cantautora española, Bebe, admitió que hubo un periodo de oscuridad en su vida, pero hoy evolucionó a otro plano y muestra su luz en “Cambio de piel”, el cuarto disco en más de una década de...

La cantautora española, Bebe, admitió que hubo un periodo de oscuridad en su vida, pero hoy evolucionó a otro plano y muestra su luz en “Cambio de piel”, el cuarto disco en más de una década de trayectoria.

“Con este álbum doy un paso más a la madurez. A diferencia de los anteriores, en él muestro luz y más alegría. Digamos que de la producción anterior a ésta, me quité capas que me estorbaban y crecí en todos los aspectos”, explicó.

Durante su visita promocional a México, María Nieves Rebolledo, su nombre real, platicó a Notimex que la maternidad influyó de manera positiva en su lectura de la vida y en su manera de escribir.

De ahí que, en un total de 13 “tracks” expresa lo positivo de las cosas. En específico, se refiere al tema “Más que a mi vida”, que dedicó a su hija Candela, pero al mismo tiempo, a todas las mamás.

“El ser madre aporta ver el mundo de diversas maneras. A veces el mundo es mucho más terrible, te salen miedos que antes no tenías, pero al mismo tiempo sale de ti un animal feroz para proteger a un animalito que es mi hija.

“Me queda claro que a ella la tengo que educar, le tengo que enseñar valores y por ahora, depende de mí. Algún día tendrá que irse, pero quisiera que sea cuando esté fuerte, pues la vida es de los fuertes, no de los débiles”.

En “Cambio de piel”, el piano es el protagonista de los instrumentos que emplea bajo la producción de Carlos Jean. Ambos buscaron que las melodías fueran un poco más abiertas, pues en el segundo disco titulado “Y”, optó por incluir música “opaca”, mientras que en el tercero apostó por el rock and roll, algo más afuera.

A 12 años del disco “Pafuera telarañas”, que la dio a conocer a nivel internacional, Bebe analiza el éxito con más calma. Aunque sigue aprendiendo a manejar la fama, la disfruta hoy mucho más que antes.

“Me gustaba mucho vivir en el anonimato, tenía una vida muy rica y llena, hasta que de pronto todos me reconocían en la calle. Sin embargo, el tiempo pasó, las cosas se equilibraron, otras se pusieron en su sitio y yo busqué el mío”.

A los 37 años, Bebe aprendió a relativizar y a extraer lo bueno de todo para desechar lo malo.

“Gracias a que comprendí todo ésto es que puedo hacer lo que me gusta y a su vez, emocionar a la gente. Sobre todo, me quedó claro que no debemos darle tanta importancia a la tormenta. Cuando estamos ahí pensamos que nunca va a terminar, pero sí termina y todo vuelve a la calma, hay que saber esperar”.

Destacó que cuando en 2006 anunció su retiro temporal, buscaba reflexionar.

“Pude haber seguido en la rueda y girar, pero preferí parar, a fin de recuperar mi vida personal y no concentrarme sólo en el aspecto laboral que al final no me llenaba. Ahora es distinto, porque tengo equilibradas ambas facetas y soy afortunada”, indicó.

Arrepentirse de algo no está en su memoria, pues considera que todo aquello que vivió la convirtió en la persona que hoy es y que mostrará de manera plena este 7 de mayo durante el concierto que ofrecerá a partir de las 20:00 horas, en El Plaza Condesa de esta ciudad.

El público mexicano es de sus consentidos y entre sus recomendaciones de turismo, México siempre está en primer lugar.

“Siempre han sido muy cariñosos, educados y respetuosos, lo cual agradezco mucho, porque hacen que merezca la pena que deje a mi familia, a mi hija en casa y viaje tantos kilómetros para venir a cantar. Estoy muy emocionada, gracias”, concluyó.

Luego de su presentación en México, Bebe regresará a España para alistar su gira por Bulgaria y analizar qué otras naciones visitará.