Italia y Alemania critican valla fronteriza que planea Austria

El primer ministro italiano Matteo Renzi y la canciller alemana Angela Merkel criticaron hoy aquí la intención de Austria de levantar una valla en la frontera con Italia contra el paso de migrantes y...

El primer ministro italiano Matteo Renzi y la canciller alemana Angela Merkel criticaron hoy aquí la intención de Austria de levantar una valla en la frontera con Italia contra el paso de migrantes y pidieron respetar “la dignidad de las personas”.

“Italia y Alemania tienen una fuerte convergencia sobre un enfoque a la inmigración cargado de valores humanos, de dignidad para ofrecer una propuesta política de la Unión Europea que sea seria, creíble y de largo plazo”, dijo Renzi en una rueda de prensa con Merkel.

Tras mantener una reunión de trabajo con la canciller federal alemana, Renzi reiteró que en Italia no existe una emergencia por la inmigración, pues en lo que va de 2016 han llegado al país unos 26 mil migrantes, unos mil más que en el mismo periodo del año pasado.

“Ello no quiere decir que no se deba trabajar conjuntamente para tener la misma filosofía que ha inspirado el acuerdo con Turquía y se requiere una estrategia para África como la hubo para la ruta balcánica”, afirmó.

La Unión Europea (UE) y el gobierno de Ankara lograron en marzo pasado un acuerdo, según el cual, los migrantes que lleguen a Grecia serán devueltos a Turquía si su solicitud de asilo es rechazada.

A cambio, los países de la UE reasentarán a miles de refugiados directamente desde Turquía, mientras que este país recibirá ayuda humanitaria.

Renzi criticó además a Austria por considerar que la intención de ese país de construir una valla en el paso del Brennero, en la frontera con Italia, para impedir el paso de inmigrantes, “va contra la lógica y contra la historia”.

Por su parte, Merkel se manifestó en contra del cierre de las fronteras y llamó a “respetar la dignidad de las personas”, además de “repartir los costos” entre todos los países comunitarios.

“Es necesario responder a nivel práctico y tenemos una responsabilidad global que respetar”, consideró.

La canciller alemana aseveró que “Europa debe demostrar que es una fuerza válida en el mundo” y recordó que con la crisis del euro “se hicieron buenos progresos”.

“Europa va del Polo Norte al Mediterráneo. Debemos defender el Tratado de Schengen (que prevé la libre circulación de personas en la UE) y las fronteras externas, pues de otra manera se corre el riesgo de recaer en los nacionalismos”, sostuvo.

Merkel advirtió que Europa atraviesa por una fase de fragilidad y que su futuro “está en juego”.

La canciller alemana llegó este jueves a Roma, donde por la tarde se reunió con Renzi en el Palacio Chigi, la sede del gobierno, y el viernes dialogará con el Papa Francisco en el Vaticano.