Los tratamientos para erradicar una infestación de piojos

Los piojos son insectos sin alas, apenas visibles, capaces de multiplicarse rápidamente en la cabeza, en la zona púbica (ladillas), o en cualquier parte del cuerpo. Estos se alimentan de la sangre y...

Los piojos son insectos sin alas, apenas visibles, capaces de multiplicarse rápidamente en la cabeza, en la zona púbica (ladillas), o en cualquier parte del cuerpo. Estos se alimentan de la sangre y se transmiten fácilmente mediante contacto físico estrecho o por compartir prendas de vestir y otros elementos personales.

James G. Dinulos, especialista de la Escuela de Medicina Geisel, en Dartmouth, recomienda que posterior al lavado de las prendas de vestir, las sábanas y cobijas de la cama, estas se sequen a una temperatura de 50 °C durante aproximadamente 30 minutos.

Los artículos personales como un peine, cepillo, ropa, entre otros, no deben prestarse. Asimismo, la ropa de la cama o cortinas que no se usen, deberán guardarse en el interior de bolsas de plástico cerradas herméticamente. De igual forma, la higiene personal es vital para prevenir un contagio.

Dinulos también menciona que existen varios productos que se venden con y sin receta médica para eliminar los piojos, por ejemplo, en el mercado existen distintas marcas de champús y cremas que contienen piretrinas y butóxido de piperonilo y son altamente eficaces.

Por otra parte, el lindano, un fármaco que se vende con receta médica y que puede aplicarse en forma de loción o champú, también cura la infestación de estos insectos, aunque no es recomendado en menores de dos años, mujeres embarazadas o lactantes, ni en casos de trastorno convulsivo, debido a sus posibles efectos secundarios tóxicos.

Cabe destacar que los fármacos pueden matar las liendres, pero no eliminarlas completamente, por esta razón, todos los tratamientos que recomiende el especialista, por lo general, se repiten a los siete o 10 días para exterminar las larvas y con ello, prevenir una reaparición de piojos.

El especialista destaca que la extracción de las liendres requiere un peine de púas finas. Dado que estas se adhieren con firmeza al cabello, existen varios preparados en forma de geles y aerosoles, que ayudan a soltarlas.

Conjuntamente utilizar un secador de aire caliente por aproximadamente 30 minutos, también ayuda a matar las liendres, sin embargo, esta técnica no funciona con los piojos.

Un dato que describe Dinulos es que, si no hay liendres a medio centímetro del crecimiento del cabello, es porque estas se están muriendo y posiblemente se han eliminado los piojos.

Los piojos que afectan las pestañas pueden tratarse con vaselina aplicada de ocho a 10 días, gotas oftálmicas de fluoresceína, ivermectina por vía oral, pomada con fisostigmina o mediante la eliminación cuidadosa de cada liendre con un instrumento adecuado.

Por último, el experto explica que, el método utilizado para eliminar las ladillas es un poco diferente, puesto que la zona púbica es más delicada. Lo ideal en estos casos es evitar las relaciones sexuales hasta que estas se hayan eliminado por completo.