Duodécimo día de protestas en EUA se reporta mayormente pacífico

Durante el duodécimo día de protestas masivas en Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd, víctima de brutalidad policial, las principales ciudades como esta capital y Nueva York...

Durante el duodécimo día de protestas masivas en Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd, víctima de brutalidad policial, las principales ciudades como esta capital y Nueva York han registrado manifestaciones pacíficas.

La protesta en esta capital se ha reportado sin disturbios, después de la decisión del presidente Donald Trump de devolver a sus lugares de origen a los miembros de la Guardia Nacional traídos para controlar las manifestaciones.

Cobró especial atención la aparición del senador Mitt Romney en la manifestación de este domingo, pues se convirtió en el primer senador republicano en marchar en las demostraciones antirracistas.

Romney, quien fue candidato presidencial en 2012, marchó dentro de un contingente cristiano. Dijo a The Washington Post que participó para asegurarse de que “las personas entiendan que las vidas de afrodescendientes importan” y porque “necesitamos muchas voces contra el racismo y la brutalidad”.

Desde febrero, el senador dijo que no votaría por Trump en las elecciones de 2020 y, la víspera, The New York Times dio a conocer que tanto Romney como George W. Bush no apoyarán la reelección del actual mandatario.

Miles de personas marcharon frente al Capitolio y el Departamento de Estado. También se congregaron cerca del Monumento a Lincoln y la Casa Blanca. Los manifestantes intentaron que la policía del Capitolio demostrara solidaridad con el movimiento, pero no lo lograron.

Por otro lado, en la ciudad de Nueva York la manifestación de miles de personas se ha mantenido pacífica después de que el alcalde Bill de Blasio anunció más temprano este domingo el fin del toque de queda impuesto ante las protestas, el cual no evitó que las personas se manifestaran los días anteriores.

La policía levantó las barricadas para que los manifestantes se aproximaran al edificio que aloja la Torre Trump en Manhattan y dejó de usar máscaras antidisturbios. Cientos de personas afuera del deportivo Barclays Center en Brooklyn se pararon frente a uniformados cantando los nombres de víctimas de la brutalidad policial.