Cantar y cautivar a más personas, pasiones de Philippe Jaroussky

El contratenor francés Philippe Jaroussky aseguró hoy que sus dos grandes pasiones son cantar y generar nuevos públicos, por eso celebró que las autoridades culturales de México coloquen una pantalla...

El contratenor francés Philippe Jaroussky aseguró hoy que sus dos grandes pasiones son cantar y generar nuevos públicos, por eso celebró que las autoridades culturales de México coloquen una pantalla gigante fuera del Palacio de Bellas Artes el próximo domingo 15 de mayo, fecha en que ofrecerá un concierto único.

Luego de actuar en la Sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana, y antes en Berlín, Amsterdam, Bruselas y París, el contratenor de 38 años de edad llegará a México para que, acompañado en el piano por Jérôme Ducros, lleve al público por un viaje a través de la canción francesa de fines del siglo XIX y comienzos del XX, explicó esta tarde.

"Me gusta más emocionar que impresionar", dijo el artista, y añadió que su pretensión no es controlar al público. "Si en este concierto logro dos o tres momentos emotivos, estaré totalmente satisfecho; la cultura es un medio contra la violencia del mundo y dentro de la cultura, la música clásica resalta lo más hermoso de la humanidad", sentenció Jaroussky.

Por eso, dijo, aceptó que la Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes, colocara una pantalla gigante y suficientes sillas bajo techo en el corredor Angela Peralta localizado en el costado poniente del Palacio de Bellas Artes; los boletos ya se agotaron, pero el concierto también se puede seguir en vivo vía streaming, señaló.

En este concierto, en el que estará acompañado por su inseparable pianista, el también francés Ducros, Jaroussky refrendará su dominio no solo de la música antigua y barroca, sino también del más exigente pequeño formato de la romanza de cámara y de salón. Así, prometió un exquisito viaje por la canción francesa que oscila entre los siglos XIX y XX.

Interpretará piezas como "Clair de lune", "Green" y "Mandoline" de Gabriel Fauré; "En sourdine", "D'une prison" y "Chanson d'automne" de Reynaldo Hahn; "Colombine" de Poldowski; "Ô triste, triste était mon âme" de Charles Bordes; "L’isle joyeuse", "Fêtes galantes I" y el preludio de la "Suite Bergamasque" de Claude Debussy; "Le ciel est, par-dessus le toit" de Déodat de Séverac, entre otras.

Philippe Jaroussky explicó que aquí ofrecerá el concierto "Green", título también de su más reciente disco, el cual reúne una serie de canciones francesas sobre poemas de Paul Verlaine. Se trata de su segunda grabación dedicada a este género, donde hay referencias a compositores como Reynaldo Hahn, Ernest Chausson, Claude Debussy y Gabriel Fauré.

Con 38 años de edad y 20 en el canto profesional, Jaroussky se ha posicionado, desde hace más de una década, como uno de los principales cantantes internacionales, tanto en los escenarios como en las diversas grabaciones que ha realizado. Su calidad y excelencia se deben en parte a la agudeza de su tesitura, como muy pocas en el mundo.

Dormir mucho, hablar poco, seleccionar su alimentación y llevar una vida ordenada en términos generales, son las claves que el contratenor dejó ver y con las cuales conserva la particularidad de su voz, misma que le ha granjeado los premios Victoires de la Musique por artista lírico revelación 2004 y artista lírico 2007 y 2010, y el Echo Klassik por cantante del año 2008.

Además, su técnica vocal le permite los más audaces matices y espectaculares pirotecnias, cualidades que aprovecha y destaca en su repertorio extremadamente amplio dentro del campo barroco, desde los refinamientos del siglo XVII con compositores como Monteverdi, Sances y Rossi, hasta el impresionante virtuosismo de Händel y Vivaldi.

Philippe Jaroussky es invitado constante a participar en producciones operísticas de las compañías más importantes del mundo. Apenas en marzo pasado participó en "Only the Sound Remains" de Kaija Saariaho en la Nederlandse Opera Ballet de Amsterdam; ha colaborado con los mejores ensambles barrocos del mundo, como la Orquesta Barroca de Friburgo.

Por su parte, Jérôme Ducros (1974) se ha presentado en los más importantes foros y festivales del Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Estados Unidos, Japón, Sudáfrica y los Países Bajos, al tiempo que desarrolla una intensa actividad como pianista de estudio, con álbumes ampliamente reconocidos en el mundo. Juntos, ambos artistas llegarán a Bellas Artes.