Un reconocimiento como este "invita a ganar soltura”: Juan Malebrán

Por Mireya Vega / Pamela de la Paz Vega

[Las promotoras culturales entrevistaron al poeta chileno Juan Malebrán y, amablemente, compartieron su charla para ser publicada en exclusiva mediante esta sección cultural. El escritor sudamericano recientemente fue merecedor de una distinción importante dentro de las letras latinoamericanas...]

México, 6 de junio (Notimex).— El poeta Juan Malebrán (1979) merecedor del Premio Internacional Manuel Acuña de Poesía en Lengua Española 2019, en la categoría de obra inédita por su poemario Tardío, asegura en entrevista con Notimex: “Recibí la noticia con sorpresa. Mucha. No la esperaba”, y comparte que “nunca había participado en versiones anteriores. Tampoco en otros concursos. Salvo en convocatorias chilenas destinadas a becas de creación”.       Nacido en Chile y radicado en Bolivia, cuenta cómo se enteró de la convocatoria emitida por el gobierno del estado de Coahuila a través de su Secretaría de Cultura, esto acerca del Premio Internacional Manuel Acuña de Poesía, el cual es una iniciativa de estímulo a la creación:       “Me entero por dos grandes amigos, Jessica Freudenthal, poeta boliviana y Anuar Elías, artista multidisciplinar mexicano. Ambos viven en La Paz, Bolivia. Seguramente, no hubiese logrado participar de no ser por ellos. Desde octubre, tanto Chile como Bolivia atraviesan situaciones bastante delicadas en el ámbito sociopolítico. Lo anterior, sumado a mi trabajo en el proyecto mARTadero (espacio cultural que, justamente a fin de año es cuando más actividades tiene) puso en riesgo el envío de los textos. Jessica y Anuar resultaron primordiales en esto. De todos modos, lo han sido durante años. Mantenemos un vínculo estrecho. Nos leemos, compartimos autores, intentamos proyectos y, cada vez que se puede, nos amanecemos karaokeando”.       Al elegir a la obra ganadora, el jurado integrado por Cristina Rivera Garza, María Auxiliadora Álvarez y Leonardo Mauricio Sanhueza Fritis expresó: “Entre los manuscritos participantes en PIMAPLE, Tardío se ha impuesto por su innovadora y cohesionada propuesta formal. Es un libro sobresaliente que da nuevos aires a la tradición poética contemporánea y ensaya una interesante mirada sobre algunos aspectos de la identidad latinoamericana”.       La figura poética de Tardío, referida por el autor como una muy significativa, para él representa:

allá un pájaro con el pico amarillo            y acá las palabras que dijiste            cuando el viento te arrastró            con mochila y todo

Cuando se enteró de que había resultado ganador recuerda que trató “de asimilar la noticia con cuanta calma fuese posible. Está claro que el panorama, en general, es bastante complejo. La celebración, entonces, por el momento queda en paréntesis”. En relación con el proceso creativo, pienso que un reconocimiento como este invita a ganar soltura”.       Cuando se le pregunta sobre cómo nace su gusto por la poesía y de qué manera fue experimentando como autor hasta llegar a su primer libro publicado, responde: “Comencé a leer poesía en la adolescencia. Lo primero que llamó mi atención fue la diferencia frente a la narrativa. Me parecía extrañísimo que, sin poder entender ni la mitad de lo que leía, el poema finalmente dijese cosas. Cosas extrañísimas como los modos que utilizaba para decirlas”.       Tiempo después fue invitado a tomar talleres en los que intentó sus primeros versos. “Pienso que los talleres, en especial en lugares poco dados a lo creativo, terminan siendo espacios que permiten ampliar lecturas y entablar discusiones con personas que se encuentran en búsquedas similares. Fui parte de ellos durante un par de años”.       En 2005 acabó una primera serie titulada Reproducción en curso. "Son textos que giran en torno a la comuna de Alto Hospicio, lugar donde crecí. Este pequeño libro se publicó recién tres años más tarde gracias a la Editorial Yerba Mala Cartonera, de Bolivia”.       Con respecto a sus actividades actuales, Juan Malebrán comenta: “Ahora mismo estoy (estamos) con mi amigo Juan José Podestá, escritor iquiqueño, metiéndole a lecturas y ejercicios varios, volviendo sobre algunos autores y revisando otros, descubiertos en el último tiempo. Desde comienzos del año 2020 nos propusimos esta dinámica que se ha visto potenciada durante estos meses de encierro. Harto audio cruzando a diario la frontera, harto PDF circulante. Por ahí, digamos, anda el trabajo en lo inmediato”.