Progresión de COVID-19, impulsada por molécula en organismo: Estudio

Moritz Anft, especialista del Hospital Universitario de la Ruhr-University Bochum, Hoelkeskampring, Alemania y sus colegas, analizaron el papel de la inmunidad celular en el origen y evolución del CO...

Moritz Anft, especialista del Hospital Universitario de la Ruhr-University Bochum, Hoelkeskampring, Alemania y sus colegas, analizaron el papel de la inmunidad celular en el origen y evolución del COVID-19, con la finalidad de definir la función del sistema inmune en pacientes infectados de manera moderada, severa y crítica.

De acuerdo con los resultados publicados en el portal de medicina clínica medRxiv, los científicos analizaron que una molécula llamada CD11a, que participa en las interacciones entre linfocitos T, B y monocitos, la cual es un posible marcador pronóstico para el desarrollo de la enfermedad.

“Nuestros hallazgos sugieren una firma inmune basada en CD11a como un posible marcador pronóstico para el desarrollo de la enfermedad. Además, el aumento de la inmunidad de células T específicas de SARS-CoV-2 se asocia con un resultado adverso en COVID-19”, describen los autores en el estudio.

Para realizar el análisis los especialistas incluyeron a 53 pacientes infectados con COVID-19, de los cuales 21 tenían manifestaciones moderadas, 18 graves y 14 críticas. Posteriormente compararon las características cuantitativas, fenotípicas y funcionales de las células inmunes circulantes, las células T reactivas al antígeno SARS-CoV-2 y la inmunidad humoral.

Con base en lo anterior concluyeron que la supervivencia del síndrome de dificultad respiratoria aguda fue acompañada por una recuperación de los subgrupos de células T, que producen citocinas inflamatorias en casos críticos de COVID-19.

“Esta observación aparentemente contradictoria es, de hecho, la confirmación de la inmunopatogénesis subyacente en pacientes con COVID-19 crítico”, resaltan.

Por último, es importante mencionar que este artículo informa sobre nuevas investigaciones médicas que aún no se han evaluado y, por lo tanto, no deben usarse para guiar la práctica clínica.