Aversión de inversionistas afecta al mercado cambiario

El peso terminó la sesión de este jueves con una depreciación de 0.41 por ciento o 7.4 centavos, al cotizar en alrededor de 17.87 pesos por dólar.Ello, debido a que los inversionistas redujeron sus...

El peso terminó la sesión de este jueves con una depreciación de 0.41 por ciento o 7.4 centavos, al cotizar en alrededor de 17.87 pesos por dólar.

Ello, debido a que los inversionistas redujeron sus posiciones en pesos antes de la publicación de la nómina no agrícola y la tasa de desempleo de Estados Unidos, datos para abril que se publicarán este viernes, destacó Banco Base.

El grupo financiero estimó que la creación de más de 200 mil posiciones laborales del mes pasado podría favorecer la especulación acerca de un nuevo incremento a la tasa de referencia de la Reserva Federal en junio, y propiciar nuevas ganancias para el dólar frente a sus principales cruces.

Asimismo, detalló que el peso también registró pérdidas luego de que los precios del petróleo moderaron sus ganancias de esta mañana, en donde el West Texas Intermediate (WTI) avanzó 1.23 por ciento, al venderse en alrededor de 44.32 dólares por barril.

Luego de alcanzar un máximo en la jornada de 46.07 dólares por barril, en el corto plazo es probable que los precios del crudo muestren presiones al alza, debido a incendios forestales en Canadá que se estima ya ocasionan contracción de la producción canadiense de 800 mil barriles al día.

Por otro lado, el Banco de México (Banxico) mantuvo sin cambios su tasa de interés de referencia en 3.75 por ciento, y la Junta de Gobierno seguirá de cerca la evolución de los determinantes de inflación, en especial el tipo de cambio y su posible traspaso a precios.

En su comunicado, la Junta de Gobierno agregó que el balance de riesgos para la economía mundial se ha deteriorado con respecto a la decisión anterior y que no pueden descartarse nuevos episodios de volatilidad financiera internacional.

Parece ser que la política monetaria acomodaticia de algunos países avanzados tiene una menor efectividad para respaldar la recuperación económica, al tiempo que esta política implica riesgos para la estabilidad del sistema financiero global.

En ese escenario, el dólar estadunidense se vende en bancos de la capital mexicana en un precio máximo de 18.09 pesos, 12 centavos más en comparación con el inicio de la jornada, y se compra en un mínimo de 17.30 pesos.