Cerca de 30 muertos deja ataque contra campo de desplazados en Siria

Una treintena de personas, incluidos niños y mujeres, perdieron la vida hoy en un ataque aéreo perpetrado contra un campamento de desplazados internos en el norte de Siria, cerca de la frontera con...

Una treintena de personas, incluidos niños y mujeres, perdieron la vida hoy en un ataque aéreo perpetrado contra un campamento de desplazados internos en el norte de Siria, cerca de la frontera con Turquía.

El ataque tuvo lugar la tarde de este jueves en el campamento de Kammouna, cercano a la ciudad de Sarmada, en la norteña provincia siria de Idlib, que se encuentra bajo control de la milicia islamista Frente al-Nusra, vinculada a la red extremista Al Qaeda.

El grupo activista Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) dio a conocer la agresión, la cual fue cometida con misiles, dos de los cuales cayeron cerca del campamento, mientras que otro par impactó decenas de tiendas de campaña en el interior del campo.

En un comunicado, el OSDH precisó que el ataque causó la muerte de 28 personas y heridas a por lo menos otras 50, pero admitió que la cifra mortal podría elevarse debido a la gravedad de cierto número de heridos.

La red activista de Comités de Coordinación Local también reportó el ataque y señaló que los socorristas acudieron al campamento para sofocar el incendio en la zona de impacto.

Se desconoce con precisión quien sería el responsable del ataque, aunque el director de la agencia de noticias pro rebelde Shahba Press, con base en la norteña ciudad de Alepo, Mamun al Khatib, acusó a las fuerzas del régimen del presidente sirio Bashar al-Assad.

Dado que Kammouna está en una zona controlada por el Frente al Nusra, el ataque pudo ser lanzado por el ejército sirio, por los aviones rusos o por la coalición liderada por Estados Unidos, ya que el grupo islamista está fuera del acuerdo de alto al fuego.

El cese a las hostilidades en Siria fue acordado por Estados Unidos y Rusia para allanar el camino a conversaciones de paz entre el régimen sirio y los grupos opositores, que se comprometieron a respetar la tregua, que entró en vigor a finales de febrero pasado.

El acuerdo sin embargo excluye a las milicias islamistas armadas presentes en el país como el Frente al-Nusra, el yihadista Estado Islámico (EI) y otros grupos rebeldes.

Según reportes de la prensa árabe, miles de sirios se han refugiado en Kammouna, la mayoría de ellos huyendo de los cruentos combates que tienen lugar en la provincia de Alepo, en particular en la capital provincial y en la ciudad de Palmira.