Asambleístas aprueban reformas contra “veto de bolsillo”

El gobierno capitalino tendrá 30 días hábiles como máximo para regresar a la Asamblea Legislativa, con observaciones, cualquier ley o reforma aprobada por este órgano y que el Ejecutivo local...

El gobierno capitalino tendrá 30 días hábiles como máximo para regresar a la Asamblea Legislativa, con observaciones, cualquier ley o reforma aprobada por este órgano y que el Ejecutivo local considere que no procede, carezca de argumentos o no esté bien fundamentada.

De lo contrario, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) tendrá la facultad de ordenar la publicación, en la Gaceta Oficial, del ordenamiento o ley de que trate y que haya sido aprobado por el pleno de este órgano legislativo.

En el dictamen se establece que dado que la Ciudad de México es la novena Ciudad más grande del mundo y que este plazo se pueda ampliar, significa también brindar una mayor certeza en cuanto al estudio y análisis de las iniciativas que reciba el jefe de Gobierno.

El pleno de la ALDF aprobó por unanimidad la eliminación del llamado “veto de bolsillo”, mediante la modificación de diversas disposiciones, lo que permitirá establecer con precisión los parámetros para que el Ejecutivo lleve a cabo la publicación de los decretos.

Con la modificación se establece como aprobado todo proyecto no devuelto por el Ejecutivo con observaciones. Es importante aclarar que el Ejecutivo para emitir observaciones sigue conservando 10 días.

Sin embargo, si dentro de los 30 días naturales siguientes a su recepción y una vez vencido este plazo el Ejecutivo no ha publicado el decreto en cuestión, entonces éste será considerado promulgado.

En tribuna, el presidente de la Comisión de Normatividad Legislativa, Estudios y Prácticas Parlamentarias, José Manuel Ballesteros López, argumentó que con esta reforma se espera la publicación de todos y cada uno de los decretos que se aprueban en la Asamblea Legislativa.

De igual forma, sostuvo que con estos cambios se garantiza el reconocimiento de la división de poderes y la colaboración entre ellos, y además se asume el compromiso de dar a los que habitan y transitan en ella una vida digna conformada de derechos.

Al respecto, el coordinador de la bancada panista, Jorge Romero, promovente del dictamen, destacó que esta reforma fortalece aún más a la ALDF en sus facultades y representa un avance para la democracia en la capital del país.