Desmantelan inmensa red de tala ilegal en la Amazonia

La operación “Amazon Flora” permitió hoy a las autoridades brasileñas desmantelar una red de empresarios, fabricantes de muebles, extractores ilegales, conductores y funcionarios, acusados de l...

La operación “Amazon Flora” permitió hoy a las autoridades brasileñas desmantelar una red de empresarios, fabricantes de muebles, extractores ilegales, conductores y funcionarios, acusados de la tala ilegal de más de nueve mil árboles centenarios de la Amazonia.

La policía del estado de Amazonas informó sobre el arresto de al menos 36 personas, la emisión de 45 órdenes de registro, así como la incautación de 16 camiones con madera ilegal, cinco armas y más de mil metros cúbicos de madera. Esto, además de motosierras y equipo para la extracción de árboles.

El desmantelamiento de esta red es resultado de tres meses y medio de investigación por parte de la policía local, quien estuvo a cargo de la operación “Amazon Flora”, la cual tuvo lugar en Manaos, ciudad capital del estado, y Manacapuru, en la región metropolitana.

En el operativo colaboraron el Departamento de Represión del Crimen Organizado (DRCO) de la policía civil, con el apoyo del Instituto de Protección Ambiental de Amazonas (Ipaam), la Policía del Medio Ambiente y la Estación de Policía de Manacapuru.

“En estos tres meses y medio de investigación, pudimos diseñar todo el esquema criminal de la organización. Hoy, logramos arrestar a los líderes, a los conductores, a quien realiza la logística, es decir, toda la ingeniería criminal fue detenida”, explicó el director de DRCO, Rafael Allemand, citado por el medio local D24am.

La operación “Amazon Flora” es la más grande realizada en la historia del estado, cuyo objetivo sea detener la tala de los árboles de la región, una de las más importantes de América del Sur, de acuerdo con el secretario de Seguridad Pública de Amazonas, Louismar Bonantes.

Los hallazgos de la policía local permitieron concluir que los criminales involucrados fueron responsables de la tala ilegal de nueve mil árboles de diferentes especies como centenario, cedro, sumauma y angelín, por mencionar algunos.