Condenan CIDH y HRW ataque armado contra dos fiscales en Colombia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy el ataque con arma de fuego perpetrado el sábado 30 de mayo contra dos fiscales en el municipio de Tumaco, departamento de Nariño.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy el ataque con arma de fuego perpetrado el sábado 30 de mayo contra dos fiscales en el municipio de Tumaco, departamento de Nariño.

Además, el organismo defensor, adscrito a la Organización de los Estados Americanos (OEA), instó al Estado colombiano a investigar los hechos de manera pronta y diligente, para sancionar a las personas que resulten responsables de los hechos violentos.

“La CIDH destaca la importancia (de) que el Estado proteja a las y los operadores de justicia frente a los ataques o los actos de intimidación en su contra y que afectan al ejercicio independiente e imparcial de sus funciones jurisdiccionales”, apuntó.

Además, José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división para América de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), se sumó al repudio contra estos hechos de violencia.

“Mi condena por el grave atentado contra dos fiscales en Tumaco. Los fiscales en zonas del país como Tumaco corren enormes riesgos y deben ser protegidos por la Fiscalía General de la Nación”, apuntó el defensor.

La Defensoría del Pueblo de Colombia se pronunció desde el sábado 30 de mayo en contra del hecho violento para dañar a las autoridades judiciales. Fueron atacados en el kilómetro 59 de la vereda Caunapi y ambos sufrieron heridas, subrayó el organismo.

“Es urgente proteger la función judicial para que en el Pacífico colombiano se garantice la vigencia del estado de derecho”, apuntó la Defensoría.

Las víctimas, identificadas como Ronald Paz, fiscal especializado de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Tumaco, y Lorena Paredes, también fiscal y acompañante de Paz al momento de la agresión, se recuperan de manera satisfactoria, según informaron las autoridades.