La ascariosis, enfermedad que afecta a 800 millones personas en el mundo

La ascariosis es la infección más frecuente en los seres humanos, es causada por una lombriz intestinal llamada Ascaris lumbricoides o Ascaris suum, afecta aproximadamente entre 800 y mil 200 millon...

La ascariosis es la infección más frecuente en los seres humanos, es causada por una lombriz intestinal llamada Ascaris lumbricoides o Ascaris suum, afecta aproximadamente entre 800 y mil 200 millones de personas en todo el mundo, de acuerdo con Richard Pearson, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Virginia.

Se estima que cada año mueren dos mil personas infectadas, en su mayoría niños, debido a que los gusanos obstruyen el intestino o las vías biliares.

La infección comienza cuando se ingieren los huevos fertilizados de Ascaris, que, por lo general, están presentes en alimentos que han estado en contacto con la tierra; al consumir verduras o frutas poco cocidas.

De igual forma, una persona puede infectarse debido a la poca higiene, si no se lava las manos, más aún cuando han estado en contacto con animales, especialmente los cerdos.

El especialista asegura que, una vez ingeridos, los huevos eclosionan y liberan las larvas en el intestino. Cada larva migra a través de la pared del intestino delgado y es conducida por los vasos linfáticos y el torrente sanguíneo hasta los pulmones, posteriormente pasan a los alvéolos, desplazándose hasta la parte superior de las vías respiratorias, desde donde son deglutidas.

Una larva madura en el intestino delgado es capaz de permanecer como gusano adulto; este proceso lleva alrededor de dos a tres meses. Los gusanos adultos alcanzan entre 15 y 50 cm de largo y entre 0.25 y 0.5 cm de diámetro; viven aproximadamente uno o dos años.

Los huevos puestos por los gusanos adultos se excretan en las heces, se desarrollan en la tierra y vuelven a iniciar el ciclo infeccioso si son ingeridos de nuevo.

Pearson también menciona que los síntomas incluyen: cólicos abdominales y, a veces, obstrucción intestinal, lo que ocurre con más frecuencia en niños que viven en áreas con deficiencias sanitarias. La obstrucción causa náuseas, vómitos, hinchazón y dolor abdominal.

Algunas veces los gusanos adultos migran a la boca o a la nariz, obstruyen el apéndice, los conductos biliares o el conducto pancreático, produciendo un intenso dolor abdominal, los niños infectados pueden desarrollar desnutrición. Por lo general, son vomitados o expulsados en las heces, una situación que puede ser muy angustiante a nivel psicológico.

El diagnóstico se establece a partir de la identificación de huevos o gusanos adultos en el examen de una muestra fecal o, en casos muy poco frecuentes, al observar gusanos adultos en las heces o saliendo de la boca o de la nariz.

También pueden observarse en una tomografía computarizada o en una ecografía. En raras ocasiones, los efectos de la migración de las larvas a través de los pulmones pueden observarse en una radiografía de tórax.

El tratamiento consiste en prescribir fármacos que se toman por vía oral. No obstante, estos no son aptos para las mujeres embarazadas porque pueden dañar al feto.

En los casos más graves, los médicos eliminan las lombrices quirúrgicamente o a través de un endoscopio, una sonda de visualización flexible insertado a través de la boca hasta el intestino. Cuando hay afectación pulmonar, el tratamiento se centra en aliviar los síntomas.

La infección es frecuente en zonas tropicales o subtropicales con condiciones sanitarias deficientes. En Estados Unidos, la ascariosis afecta con mayor frecuencia a refugiados, inmigrantes y personas que han viajado a estas zonas.