Demandan diputados perredistas a CFE plan de pagos a desempleados

Ante la creciente pérdida de empleos en el país y la necesidad de que las familias no carezcan de los servicios básicos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe establecer un plan de pagos ...

Ante la creciente pérdida de empleos en el país y la necesidad de que las familias no carezcan de los servicios básicos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe establecer un plan de pagos especial de la tarifa eléctrica para desempleados, demandó el PRD en la Cámara de Diputados.

Asimismo, la bancada hizo un llamado a la CFE a detener el alza de las tarifas eléctricas, ya que es contrario a las urgencias ante la pandemia, cuando han disminuido considerablemente los recursos para el gasto de las familias.

En un comunicado, los legisladores federales del PRD denunciaron que en plena crisis sanitaria y económica, las tarifas eléctricas para el servicio doméstico aumentaron en abril un 0.23 por ciento respecto a marzo, a pesar de la reducción del costo del combustóleo y el diésel, dos de los hidrocarburos que más utiliza CFE para la generación de energía, por la caída del precio del petróleo.

Precisó que con el incremento, los usuarios están pagando 0.837 pesos por cada uno de los primeros 75 kilowatts-hora del consumo básico. Asimismo, el aumento de abril de 2020 respecto a abril de 2019, fue de cuatro por ciento.

No obstante, lamentó que el director de CFE, Manuel Bartlett, descartó la posibilidad de que la Comisión condone el pago del consumo de energía en tanto pasa la pandemia, porque la empresa tiene que cubrir gastos propios.

“No toma en cuenta, reprobó el sol azteca, es que miles de empleos se perdieron de marzo a abril como consecuencia del cierre de actividades y miles más se perderán al final de año; además de que por la crisis económica y la falta de crecimiento del país, la recuperación del empleo será muy difícil en 2021”.

Dijo que a pesar que miles de desempleados se quedaron sin ingresos, tienen que pagar los productos necesarios para la alimentación de su familia; y en muchos casos la renta, créditos hipotecarios, tarjetas de crédito, préstamos económicos, créditos automotrices; además del consumo de servicios básicos como la luz, el agua, el internet, el gas, entre otros.