¿Qué es el hiperparatiroidismo?

El hiperparatiroidismo es el exceso de la hormona paratiroidea en el torrente sanguíneo, la cual se encarga de estimular la absorción de calcio del tracto grastrointestinal y además hace que los hu...

El hiperparatiroidismo es el exceso de la hormona paratiroidea en el torrente sanguíneo, la cual se encarga de estimular la absorción de calcio del tracto grastrointestinal y además hace que los huesos liberen calcio almacenado.

Por lo anterior, las personas con esta afección tienen demasiado calcio en el torrente sanguíneo, asimismo, los riñones y algunos huesos liberan fosfato, lo cual ocasiona que los tejidos no funcionen de manera adecuada.

Además, el efecto a largo plazo de bajo nivel de calcio en los huesos y alto nivel de calcio en el torrente sanguíneo puede ocasionar: osteoporosis, cálculos renales, enfermedad cardiovascular, en las mujeres embarazadas genera niveles peligrosamente bajos de calcio en los recién nacidos.

De acuerdo con el Manual de Merck de Información Médica General, existen dos tipos de este padecimiento: primario y secundario.

Cerca del 90 por ciento de las personas con hiperparatiroidismo primario desarrollan un tumor no canceroso en una de las glándulas paratiroideas; en el 10 por ciento restante, estas glándulas simplemente aumentan su tamaño. Por lo general, es más frecuente en mujeres de edad adulta o en quienes han recibido radioterapia en el cuello.

Otros factores de riesgo, según la Clínica Mayo, son la menopausia, insuficiencia grave de vitamina D o calcio, trastornos como neoplasia endocrina múltiple tipo 1 y algunos fármacos utilizados para tratar el trastorno bipolar.

El tratamiento más frecuente es la extirpación quirúrgica de una o más de las glándulas paratiroideas, pues se estima que es efectiva en el 90% de los casos.

A diferencia del tipo primario, el hiperparatiroidismo secundario se produce como resultado de una disminución en el nivel de calcio en la sangre, cosa muy común en enfermedades como la insuficiencia renal y en la carencia de la vitamina C.

Los síntomas de ésta enfermedad son el resultado de daño en otros órganos o tejidos, estos pueden ser graves, leves o inespecíficos; sin embargo, el paciente podría experimentar fracturas a causa de los huesos frágiles, orina excesiva, dolor abdominal, cansancio o debilidad, dolor en los huesos y articulaciones, náuseas, entre otros.