Documentan violencia estatal iraní contra manifestantes

El Centro para los Derechos Humanos en Irán (CHRI) publicó hoy un informe en el que documenta la excesiva violencia que el Estado utilizó contra los manifestantes durante las movilizaciones de 2019...

El Centro para los Derechos Humanos en Irán (CHRI) publicó hoy un informe en el que documenta la excesiva violencia que el Estado utilizó contra los manifestantes durante las movilizaciones de 2019 y 2020.

De acuerdo con el informe llamado Disparando contra ellos: violencia estatal contra manifestantes en Irán, el Estado iraní disparó indiscriminadamente contra multitudes de civiles.

Por eso, resultaron muertas cientos de personas incluidas mujeres, niños y transeúntes, además de heridos por otros artefactos como gas lacrimógeno.

Sumado a esto, la organización documenta, con relatos de primiera mano de testigos, familiares de los asesinados y abogados de los detenidos, las palizas y los miles de arrestos.

"Los testimonios escalofriantes en este informe sobre las mujeres, los transeúntes y los niños asesinados por las fuerzas de seguridad de Irán revelan un estado que ha abandonado cualquier pretensión de comportamiento legal y ha tenido miedo de su propia gente y su descontento", dijo Hadi Ghaemi, director ejecutivo de CHRI.

De acuerdo con el grupo de derechos humanos, en las manifestaciones que abarcaron finales de 2019 y principios de 2020, el gobierno actuó con opacidad y hasta la fecha no ha rendido cuentas sobre la cantidad de muertos, heridos, arrestados y los que permanecen detenidos.

Además, cuestionaron que durante lo más álgido de las movilizaciones, el gobierno bloqueara la señal de internet en la región, por lo que fue más difícil documentar los hechos.

"La comunidad internacional no solo debe condenar la violenta supresión del derecho de protesta por parte del gobierno iraní y la matanza de sus propios ciudadanos, sino que también debe continuar pidiendo una investigación independiente sobre las acciones del estado durante estas protestas", dijo Ghaemi.

De acuerdo con la organización, el gobierno tiene que hacerse responsable de todas las muertes, los heridos y los detenidos.