Policía mantiene operativo por violentas protestas en Minneapolis

La policía estatal de Minnesota, con armadura y equipo antidisturbios, se mantuvo esta mañana cerca del recinto policial de la ciudad de Minneapolis que fue incendiado por manifestantes durante la n...

La policía estatal de Minnesota, con armadura y equipo antidisturbios, se mantuvo esta mañana cerca del recinto policial de la ciudad de Minneapolis que fue incendiado por manifestantes durante la noche del jueves, tras la muerte del afrodescendiente George Floyd.

De acuerdo con reportes de la cadena CNN, los elementos mantienen un operativo tras la tercera noche consecutiva en donde miles de personas exigieron justicia por la muerte de Floyd, ocurrida el pasado lunes.

Los incidentes se prolongaron durante la noche cuando las multitudes destrozaron ventanas del recinto. Corearon el nombre de la víctima. El acto fue videogravado y difundido.

La grabación muestra que un oficial presionó su rodilla contra el cuello de Floyd, mientras éste decía que no podía respirar.

La cadena reportó este viernes que uno de sus corresponsales, de nombre Omar Jiménez, fue liberado después de ser arrestado previamente durante una transmisión en vivo. El comunicador fue esposado mientras las cámaras documentaban los destrozos.

"Se identificó claramente como un reportero y explicaba respetuosamente a la Policía que el equipo se alejaba como se lo pedían, y luego, por alguna razón, fue puesto bajo custodia policial en vivo", comentó la cadena CNN.

Por otra parte, más de 500 soldados de la Guardia Nacional se movilizaron en varios sitios de la ciudad, incluidos bancos, supermercados y farmacias. "Nuestra misión es proteger la vida, preservar la propiedad y el derecho a manifestarse pacíficamente. Un objetivo clave es garantizar que los departamentos de bomberos puedan responder a las llamadas", difundió en Twitter la Guardia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, criticó las protestas y el liderazgo del alcalde de Minneapolis. Este jueves, el gobernador del estado de Minnesota, Tim Waltz, firmó una orden ejecutiva para desplegar la Guardia Nacional y “ayudar a proteger la seguridad de los habitantes”.