Al menos 358 mil personas han perdido la vida por COVID-19 en el mundo

El número de decesos por COVID-19 ya alcanza los 358 mil 67 a nivel mundial, mientras que los casos acumulados desde el inicio de la pandemia ascienden a cinco millones 936 mil 145, de acuerdo con la...

El número de decesos por COVID-19 ya alcanza los 358 mil 67 a nivel mundial, mientras que los casos acumulados desde el inicio de la pandemia ascienden a cinco millones 936 mil 145, de acuerdo con las cifras de la Universidad Johns Hopkins, que emplea la información oficial de cada nación.

El país con mayor número de decesos es Estados Unidos, donde 101 mil 196 personas han perdido la vida y un millón 712 mil 816 han enfermado desde el primer caso oficialmente registrado.

A pesar de que los países comienzan a considerar medidas de reapertura por el descenso de casos nuevos, Corea del Sur, una de las naciones que tuvo los primeros contagios fuera de China, reimpuso algunas restricciones por el incremento en sus registros recientes.

Mientras tanto, Finlandia y Dinamarca han anunciado que, de acuerdo con sus observaciones, la apertura de las escuelas de niveles básicos no ha significado un aumento de casos nuevos.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud ha notificado que el número de decesos en el conjunto de 24 países europeos superó en 159 mil, hasta el mes de marzo, las muertes que regularmente registran.

Por esta razón ha llamado a no recortar los presupuestos dedicados a la salud e invertir en este campo aún cuando se implementen medidas de recuperación económica a nivel continental.

El gobierno turco ha considerado que se deberán abrir los negocios a la normalidad el 1 de junio, mientras Filipinas relajará las medidas de seguridad sanitaria en su capital.

De acuerdo con las estimaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de África, el continente ya llegó a la etapa de contagio comunitario, lo que implica que los casos ya no son importados o de contagios directos de personas que viajaron, sino que han pasado a registrarse entre ciudadanos sin evidente contacto entre los enfermos provenientes del extranjero.

Como parte de los impactos en la economía global, las plantas de Nissan en Indonesia y en España han cerrado, lo que ha costado cientos de trabajos y provocado la intensificación de las manifestaciones en España.

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, hizo un llamado a que los alivios de deuda se apliquen a los países en desarrollo y de mediano ingreso, pues también sufrirán graves consecuencias por la pandemia.