Bukele celebra 22 días sin homicidios en El Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, celebró este martes los avances de su Plan de Control Territorial, entre ellos, un día más sin registro alguno de homicidios en el país. Con este, suman...

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, celebró este martes los avances de su Plan de Control Territorial, entre ellos, un día más sin registro alguno de homicidios en el país. Con este, suman 22 días sin asesinatos en lo que va de su gestión.

“Podemos confirmar que hemos cerrado el lunes 25 de mayo, con cero homicidios a nivel nacional. Miles de vidas salvadas, en lo que va de nuestra gestión. La promesa más grande de nuestro Gobierno: controlar la delincuencia. Mientras tanto, seguimos luchando contra la pandemia”, celebró Bukele en su cuenta oficial de Twitter.

El lunes 25 de mayo fue el día número 22 sin registro de homicidios durante la gestión de Bukele y el sexto de este mes con dichos resultados. Esto, aunado a la baja del tránsito en las calles a causa de la cuarentena domiciliar obligatoria frente a la pandemia de coronavirus.

A finales de abril, el presidente salvadoreño se vio obligado a decretar estado de emergencia a causa de una fuerte ola de violencia que dejó cerca de 77 muertos en menos de una semana. Como parte de su plan para frenar los homicidios, mandó a aislar a líderes de pandillas en las cárceles y negó a los reos cualquier contacto con el exterior.

Según información de inteligencia de El Salvador, el estado de emergencia por la ola de violencia fue decretado después de que un delincuente condenado a más de 165 años de prisión dejó la cárcel gracias al fallo de su juicio de apelación. En libertad, el exconvicto llevó al exterior la orden de alzar los homicidios por parte de algunos grupos pandilleros.

Después del decreto de emergencia, el 8 de mayo fue el primer día sin homicidios de este mes, le siguieron los días 11, 12, 14, 15 y, ahora, el 26 de mayo. A partir de dichos resultados, Bukele enfatizó en que su gobierno tiene como principal eje de trabajo terminar con la delincuencia.