Trump "disgustado" por acciones de control de China sobre Hong Kong

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está “disgustado” con el intento del gobierno de China de tomar mayor control de Hong Kong a través de la ley nacional de seguridad, informó este ...

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está “disgustado” con el intento del gobierno de China de tomar mayor control de Hong Kong a través de la ley nacional de seguridad, informó este martes la Casa Blanca.

La declaración hecha por la secretaria de prensa del gobierno estadounidense, Kayleigh McEnany, se suma a las tensiones entre Estados Unidos y China, las cuales se han acrecentado en los últimos meses ante las acusaciones de Trump contra el país oriental por la pandemia de COVID-19.

"Está disgustado con los esfuerzos de China y que es difícil ver cómo Hong Kong puede seguir siendo un centro financiero si China se hace cargo", dijo McEnany ante reporteros.

En los próximos días, se espera que China presente una ley nacional de seguridad dirigida a que Hong Kong otorgue mayor autoridad a funcionarios chinos para tomar medidas enérgicas contra el territorio autónomo por actos de “traición, secesión, sedición y subversión”, informó The Hill.

El documento de la posible ley también habla sobre las facultades de China contra la interferencia extranjera y terrorismo. Precisa que las autoridades chinas encargadas de la seguridad nacional pueden instalarse en la Región Administrativa Especial de Hong Kong de ser necesario.

La acción generó protestas prodemocráticas en Hong Kong, región autónoma de China y excolonia británica, debido a que sectores de la población hongkonesa temen por el respeto a sus libertades ante una mayor injerencia del gobierno central chino.

Hong Kong es un territorio políticamente autónomo de China, tras ser transferido de vuelta al gigante asiático por Reino Unido en 1997. Protestas prodemocráticas al interior del territorio hongkonés se han desatado con mayor frecuencia e intensidad desde mediados de 2019.

Estados Unidos, que está en conflicto con China desde la guerra comercial de 2018, ha considerado que la ley nacional de seguridad es una amenaza para la política llamada “un país, dos sistemas”, la cual permite que Hong Kong opere de manera independiente de China.