Gobernador de Río de Janeiro acusa persecución política tras cateo

Luego de que la Policía Federal de Brasil realizara un operativo de búsqueda e incautación por desvío de fondos para salud, en el edificio de gobierno de Río de Janeiro, el gobernador Wilson Witz...

Luego de que la Policía Federal de Brasil realizara un operativo de búsqueda e incautación por desvío de fondos para salud, en el edificio de gobierno de Río de Janeiro, el gobernador Wilson Witzel denunció que el hecho se trata de una persecución política.

El gobernante estatal aseguró que era “innecesario”, porque la base de esa investigación parte de “información fantasiosa” y agregó que durante el operativo “solo se encontró la tristeza de un hombre y una mujer por la violencia, de este acto de persecución política”.

Destacó que las conclusiones sobre la investigación por supuestos desvíos de fondos en temas de salud se darán a conocer en el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) y subrayó que continuará “luchando contra el nuevo dictador de América Latina”, como denominó al presidente Jair Bolsonaro.

Asimismo, durante su conferencia de prensa, Witzel declaró que el gobierno federal lo ve como un “enemigo” y alertó que “otros gobernadores también serán blanco de operaciones similares”.

También destacó que el senador Flávio Bolsonaro, hijo del mandatario del país, “ya debería haber sido arrestado”, pero sus “conexiones familiares impedían que la Policía Federal procediera” con las investigaciones.

“Con la familia del presidente Bolsonaro, la Policía Federal archiva las consultas y filtra información. El senador Flávio Bolsonaro, con toda la evidencia que tenemos en su contra: depósito de dinero en efectivo en la cuenta corriente, lavado de dinero, bienes injustificables, ya tuvo que ser arrestado”, dijo el gobernador de Río de Janeiro.