Dimite viceministro de Escocia por escándalo de colaborador de Johnson

El viceministro de la oficina de gobierno escocesa, Douglas Ross, presentó hoy su renuncia por la violación a las indicaciones del gobierno sobre la política “quédate en casa” del asesor de Bo...

El viceministro de la oficina de gobierno escocesa, Douglas Ross, presentó hoy su renuncia por la violación a las indicaciones del gobierno sobre la política “quédate en casa” del asesor de Boris Johnson.

En una carta de Ross, enviada al gobierno y publicada en sus redes sociales, asegura que, a pesar de los planes que tenía como miembro del gobierno la permanencia de Dominic Cummings no coincidía con lo que él consideraba correcto.

Afirmó que como padre y esposo entiende la necesidad de proteger a su familia, como aseguró que hizo Cummings en su declaración, pero la interpretación de los anuncios del gobierno por parte del asesor “no coincide con el de la vasta mayoría de las personas que han seguido las instrucciones”.

El también miembro del parlamento, representante de la comunidad de Moray, señaló que por respeto a las reglas las personas de su comunidad no pudieron ni siquiera despedirse de sus seres queridos, algunos no pudieron pasar su duelo juntos, por lo que no puede responder como si los ciudadanos hubieran actuado de forma incorrecta al seguir los reglamentos correspondientes.

En su carta Ross aseguró que no conoce a Cummings personalmente, por lo que esperó la declaración oficial para tomar una decisión respecto a su futura participación en el gobierno, pero después de la conferencia del lunes decidió que no podía seguir formando parte del equipo de Boris Johnson, quien personalmente defendió a Cummings.

Ross fue elegido como miembro del parlamento y después llamado por la oficina del primer ministro para formar parte del grupo de ministros denominados “junior” para la oficina de la representación escocesa.

Aseguró que fue un privilegio ejercer dicha tarea pero considera más importante la tarea de representar a su comunidad y a quienes consideran pertinente la renuncia de Cummings.

De acuerdo con una encuesta publicada por la empresa YouGob el 59 por ciento de los británicos considera de Cummings debería renunciar. El porcentaje incrementó siete por ciento justo después de la explicación que ofreció, en la que aseguró que viajó 400 kilómetros a la casa de sus padres para cuidar de su familia, a pesar de que los largos desplazamientos estaban prohibidos.