Aerolínea más grande de América Latina se declara en bancarrota

La aerolínea más grande de América Latina, LATAM, se acogió de maner voluntaria a un proceso de reorganización y reestructuración de su deuda bajo la protección del Capítulo 11 de los Estados ...

La aerolínea más grande de América Latina, LATAM, se acogió de maner voluntaria a un proceso de reorganización y reestructuración de su deuda bajo la protección del Capítulo 11 de los Estados Unidos, mejor conocida como ley de bancarrota, a causa de la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con el comunicado oficial de la aerolínea, la situación financiera de la empresa a inicios de año era estable, sin embargo el impacto de la pandemia ha ocasionado estragos en su economía por lo que necesitan "reorganizar y reestructurar su deuda".

"A la luz del impacto sin precedentes que ha generado el COVID-19 en la industria mundial de la aviación, este proceso de reorganización le proporciona a LATAM una oportunidad para trabajar con los acreedores del grupo, y otras partes interesadas, para reducir su deuda y obtener nuevas fuentes de financiamiento, dándole las herramientas para transformar al grupo acorde a esta nueva realidad", dijo la aerolínea en un comunicado.

Sin embargo, tanto LATAM como sus filiales en diversos países, continuarán volando durante este proceso.

Por otra parte, la empresa de aerolíneas aseguró que tienen el apoyo financiero de accionistas como la familia Cueto y Amaro y el grupo Qatar Airways quienes inyectarán 900 millones de dólares en financiamiento adicional lo que, de acuerdo con LATAM, demuestra confianza en la empresa, sus filialres y su "sostenibilidad a largo plaz".

LATAM también señaló que se encuentran en pláticas con los gobiernos de Chile, Brasil, Colombia y Perú para buscar financiamiento adicional, proteger empleos y minimizar la disrupción de sus operaciones.

El Capítulo 11 de Estados Unidos permite a las empresas acceder a alivios financieros y reorganización de deudas sin la necesidad de suspender operaciones o liquidar bienes.

Las empresas que se refugian bajo esta figura legal permiten que sus operaciones económicas y la reorganización de la compañía esten vigiladas por tribunales estadounidenses.

La aerolínea Avianca también se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota o Quiebra, a inicios de mayo y recientemente se han sumado grandes firmas de Estados Unidos como General Motors, Enron, y Chrysler, entre otras.