Emplazan a empresa dueña de barco encallado en área natural protegida

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emplazó a la empresa propiedad del remolcador “Palo de Tinte” a realizar el salvataje de la embarcación encallada en el Área Natural...

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emplazó a la empresa propiedad del remolcador “Palo de Tinte” a realizar el salvataje de la embarcación encallada en el Área Natural Protegida (ANP) Parque Nacional “Arrecife Alacranes”.

En un comunicado, la dependencia federal detalló que inició un procedimiento administrativo, tras el siniestro ocurrido el pasado 16 de abril en ese parque, que concentra la estructura coralina más grande del golfo de México.

Refirió que funcionarios de la delegación de la Profepa en Yucatán determinaron que el barco varó en el sitio conocido como “El Sandwich”, donde se constató que la embarcación “Palo de Tinte” se encuentra posada directamente en la cresta de la estructura arrecifal.

Esta zona, precisó, está ubicada al noreste de Isla Pérez, la cual cuenta con una formación rocosa, algunas especies de hidrocorales (coral de fuego) de la especie Millepora complanata y corales gorgonáceos (corales blandos).

Ante dicha situación, se realizó el aseguramiento precautorio de la embarcación, que quedó bajo depósito administrativo de la empresa propietaria de la misma.

Profepa indicó que en el acuerdo de inicio del procedimiento administrativo, se establecieron medidas de urgente aplicación, con fundamento en el artículo 117 fracción IV de la Ley General de Vida Silvestre; entre las que se encuentra el plan de salvataje para el retiro total de la embarcación.

De acuerdo con el comunicado, la sanción por dañar arrecifes coralinos, según la Ley General de Vida Silvestre, puede ir de 50 a 50 mil unidades de medida.

El Código Penal Federal destaca que las afectaciones a la biodiversidad constituyen un delito grave cuando se trata de un Área Natural Protegida (ANP), por lo que la afectación ocurrida se podría sancionar con penas de dos a 10 años de prisión, aumentándose la penalidad en dos años, por tratarse de un ANP.