California permitirá reapertura de lugares de culto tras presiones

El gobernador de California, Gavin Newsom, publicó este lunes las pautas para la reapertura de los lugares de culto, tras enfrentar presiones de líderes religiosos y del gobierno del presidente de E...

El gobernador de California, Gavin Newsom, publicó este lunes las pautas para la reapertura de los lugares de culto, tras enfrentar presiones de líderes religiosos y del gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las pautas incluyen que la asistencia debe ser limitada y aconseja que las personas dejen de cantar, pues esto puede propagar gotas del virus. También instan a líderes religiosos a modificar sus prácticas y rituales, tales como besar objetos, evitar usar recipientes comunes y dar la comunión en la mano.

Los recintos de culto deben obtener aprobación de los departamentos de salud pública de su condado para volver a abrir. En tres semanas, el Departamento de Salud del estado evaluará los efectos de las reaperturas antes de avanzar hacia otros pasos.

El 20 de mayo, más de mil 200 pastores californianos desafiaron la orden del gobernador sobre restringir la apertura de las iglesias hasta que California entrara en fase tres. En una carta, dijeron que el grupo firmó una “declaración de esencialidad”, informó Los Angeles Times.

Consideraron que sus iglesias son tan esenciales como cualquier tienda de comestibles. Además, los religiosos advirtieron que celebrarán servicios en persona el 31 de mayo, domingo de Pentecostés.

Después, el presidente Trump intervino el viernes. Pidio a los gobernadores permitir que las iglesias reabran de inmediato y amenazó con “anular” a los que no lo hicieran, sin que quedara claro a qué se refería.

Por su parte, el Departamento de Justicia dijo la semana pasada que el plan de reapertura del gobernador Newson discrimina a las iglesias y el fiscal general, William Barr, amenazó con tomar acciones legales contra California, informó The New York Times.

Sin embargo, los servicios religiosos en diversas partes del país y el mundo han provocado más brotes de coronavirus. En una iglesia de Arkansas, más de un tercio de los feligreses contrajeron la enfermedad y tres murieron.