Mexicanos rediseñan cajas anti COVID-19 para proteger a médicos

Aries, grupo sin fines de lucro que se formó para ayudar y proteger a los médicos durante la pandemia, rediseñó la caja anti COVID-19, con el objetivo de reducir la posibilidad de contagio durante...

Aries, grupo sin fines de lucro que se formó para ayudar y proteger a los médicos durante la pandemia, rediseñó la caja anti COVID-19, con el objetivo de reducir la posibilidad de contagio durante el procedimiento de intubación.

El diseño original proviene de Taiwan y fue creado por el doctor Hsien Yung Lai, el cual consta de una caja que ayuda a contener el aerosol expulsado por pacientes infectados con el virus; sin embargo, al ver que no era muy eficiente a la hora de limpiarse, especialistas mexicanos crearon una especie de domo llamado “campana anti-aerosol” o “Life-Bubble”.

En entrevista con Notimex, Alfonso Olvera, fundador y director de Aries, comentó que gracias a este proyecto se logró mejorar el ángulo de visión y es 100 por ciento sanitizable y reutilizable, pues está hecho de acrílico termoformado óptico.

“Al tratarse de un virus con partículas microscópicas, era difícil poder limpiar las esquinas de la caja, por lo que tomamos el diseño original y lo mejoramos, por esta razón se hizo en forma de domo”, comentó el especialista.

El grupo desarrolló otro proyecto especial para los procedimientos de broncoscopia y lavados broncoalveolares, los cuales son aún más invasivos que la intubación.

Un broncoscopio es una sonda con fibra óptica y conductos que ayudan a observar el interior de los pulmones, también sirve para realizar limpieza y aspirados, entre otras funciones, de tal suerte que, al introducir esta sonda, la presión de aire en los pulmones provoca expulsiones de líquido atomizado también conocido como “aerosol” que contagia el virus del COVID-19.

La campana llamada “Rosseli”, ideada por el doctor José Elizalde, detiene en gran medida la expulsión del aerosol al ambiente que rodea al paciente, en consecuencia, reduce las probabilidades de contagio.

“Nosotros hicimos un diseño nuevo, con un mecanismo que permite insertar la sonda de manera protegida a través de la campana y de esta manera no se escapa el aire, puesto que, cuando se realiza la intubación de un paciente, por lo general, durante el procedimiento sale aire disparado que está contaminado con el virus”, explicó Olvera.

Gracias a estos proyectos han logrado entregar más de siete mil equipos a diferentes hospitales.

El especialista mencionó que los médicos pueden pedir los equipos a través de la página oficial de Aries; adicionalmente, se pueden realizar donativos.

“Nuestros proyectos surgieron con base en las necesidades que se observaron en los hospitales, pues en algunos ya ni siquiera se estaban intubando a los pacientes por la falta de equipo protector, incluso en otros se utilizaba una bolsa de plástico para poder realizar el procedimiento de broncoscopia”, resaltó.