Yihadista más buscado en Australia muere en bombardeo de EUA en Irak

Neil Prakash, el principal reclutador australiano enrolado en el yihadista Estado Islámico (EI) y vinculado a varios ataques fallidos en el este país, murió en un bombardeo de Estados Unidos en Irak...

Neil Prakash, el principal reclutador australiano enrolado en el yihadista Estado Islámico (EI) y vinculado a varios ataques fallidos en el este país, murió en un bombardeo de Estados Unidos en Irak, confirmó hoy el gobierno australiano.

El yihadista más buscado por Australia falleció durante un ataque aéreo llevado a cabo por Estados Unidos el 29 de abril pasado en la ciudad iraquí de Mosul, informó Estados Unidos a las autoridades australianas.

El fiscal general de Australia, George Brandis, recordó que Prakash era un importante miembro del EI, un reclutador y un organizador de ataques experimentado, por lo que calificó de relevante su muerte.

Según Brandis, el yihadista australiano estaba “implicado en varios planes de atentados en Australia y había llamado a lobos solitarios a cometer ataques contra Estados Unidos.

Neil Prakash, quien se marchó de Australia en 2013 y era conocido como Abu Jaled al Cambodi, aparece citado en la presunta preparación de un ataque durante el Anzac Day en 2015, fiesta nacional que rinde homenaje a los soldados australianos muertos en combate.

El combatiente yihadista también aparece en videos de propaganda y revistas del EI, entre ellos uno en el que instaba a atacar a Australia.

Estados Unidos también comunicó a Australia la muerte de una australiana y de su marido sudanés, considerados por las autoridades como reclutadores del EI, durante un ataque aéreo el 22 de abril cerca de la ciudad siria de Al Bab (noroeste).

La mujer, Shadi Jabar Khalil Mohammad, era la hermana del adolescente que mató a un agente administrativo de la policía en una comisaria en Sídney en octubre pasado, antes de morir en un tiroteo poco después.

Las autoridades australianas calculan que hay unos 200 australianos que apoyan activamente al EI en Australia y 110 más que lo hacen enrolados como combatientes en el grupo yihadista en Medio Oriente, de los cuales casi medio centenar ha muerto en el terreno.