Alzan barricadas y arman cacerolazo en Chile por falta de alimentos

Con barricadas y cacerolazos, pobladores de la comuna de Puente Alto, en la Región Metropolitana de Chile, protestaron este domingo contra la falta de empleo y de oportunidades para abastecerse de al...

Con barricadas y cacerolazos, pobladores de la comuna de Puente Alto, en la Región Metropolitana de Chile, protestaron este domingo contra la falta de empleo y de oportunidades para abastecerse de alimentos por la emergencia sanitaria.

“Queremos trabajo, no tus migajas. Renuncia Piñera” y “Mercadería para hoy, hambre para mañana” fueron algunas de las consignas que los inconformes expresaron con pancartas en las calles.

Los vecinos incendiaron llantas y distintos objetos para expresar su descontento ante las consecuencias económicas que ha desatado el confinamiento en el país.

Chile es uno de los países más afectados de la región latinoamericana por la pandemia de coronavirus, debido a que concentra 69 mil 102 contagios confirmados, además de que 718 personas han perdido la vida, de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud.

En tanto, el presidente Sebastián Piñera visitó el primer hospital modular construido en el país para el combate al COVID-19, ubicado precisamente en Puente Alto, y con el que se suman 100 camas al sistema de salud, explicó la oficina del mandatario.

“La gran ventaja de poder instalar hospitales modulares en la Región Metropolitana, que es donde tenemos el principal problema de necesidades y exigencias de camas críticas, es que nos va a evitar tener que desplazar a los pacientes y poder atenderlos lo más cerca posible de sus hogares y lo más cerca posible de sus familias”, sostuvo el mandatario.

El hospital modular requirió una inversión de 13.7 millones de dólares, con una zona útil de mil 500 metros cuadrados totales, explicó la presidencia chilena.

“El hospital, que estará operativo plenamente en junio, atenderá a pacientes adultos derivados de otros recintos hospitalarios y quienes requieran de un nivel de cuidado básico. Cada módulo cuenta con un equipo de salud compuesto por seis médicos, nueve enfermeras, cuatro kinesiólogos por turno”, detalló.