Por "enfermedades respiratorias" mueren dos funcionarios nicaragüenses

Dos funcionarios del sector financiero gubernamental de Nicaragua murieron en las pasadas 24 horas por "enfermedades respiratorias", mientras testimonios de expertos advierten sobre las cifras oficial...

Dos funcionarios del sector financiero gubernamental de Nicaragua murieron en las pasadas 24 horas por "enfermedades respiratorias", mientras testimonios de expertos advierten sobre las cifras oficiales en esta pandemia.

Los fallecidos son Armando Navarrete, director para Nicaragua del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), quien murió la madrugada de este domingo y Francisco Abea, director general de Políticas y Estadísticas Fiscales del ministerio de Hacienda.

Ambas muertes fueron atrubuidas a "problemas respratorios", sin que haya hasta el medio día del país centroamericano información oficial, señaló la edición electrónica del diario La Prensa.

En tanto, la Conferencia Episcopal de Nicaragua emitió un mensaje este domingo donde lamenta todas las muertes por la COVID-19 y critica "el temor y la inseguridad que sufre la población ante el silencio del Estado y la desinformación sobre el avance de la pandemia".

También se lanzó en contra de "la manipulación de la conciencia, coacción y oportunismo político en el manejo de la pandemia".

En tanto el sitio informativo Confidencial reporta este domingo que en los 19 hospitales nicaragüenses dedicados a la atención de la COVID-19, suman más de 600 las personas internadas con esa enfermedad, donde mueren de 15 a 20 personas cada día, con picos de hasta 30.

Según este reporte, el hospital con la situación más aguda es el Alemán-Nicaragüense, donde se registran 276 casos con síntomas de la enfermedad, a los cuales el ministerio de Salud los llama "indeterminados" o con "neumonía atípica".

En ese nosocomio opera un área de aislamiento para pacientes COVID-19 desde fines de febrero, aunque el gobierno confirmó el primer caso el 18 de marzo.

Para el neumólogo Jorge Iván Miranda, la cifra de 17 muertos que admiten las autoridades sanitarias "no tiene nada que ver con la realidad".

Por su parte el infectólogo Carlos Quant dijo a Confidencial que “bastaría sumar las defunciones de los hospitales Alemán-Nicaragüense y Manolo Morales para alcanzar una cifra similar” en un solo día, aunque el ministerio de Salud la registre a lo largo de dos meses.

El pasado 15 de abril, el presidente Daniel Ortega elogió la capacitación de los médicos nicaragüenses y afirmó que “prácticamente el 90 por ciento de los hospitales” estatales tienen los recursos básicos para atender esta emergencia.

Este ministerio reportó en su más reciente informe 279 casos de COVID-19 , con 254 sucedidos en una sola semana, mientras el Observatorio Ciudadano COVID-19 afirma que en realidad son dos mil 323 enfermos con 404 fallecidos.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunció esta semana su preocupación, pues Nicaragua no ha permitido el ingreso de sus equipos para ayudar en el combate a la pandemia, a pesar de las reiteradas solicitudes.